Reducen servicios en clínica Soundview

La clínica vive una batalla legal por conservar el Medicaid
Reducen servicios en clínica Soundview
Exterior de la Clínica Soundview, en El Bronx, donde algunos servicios a sus pacientes se han visto afectados.
Foto: Cristina Loboguerrero / EDLP

Nueva York.- Confusión y tristeza es lo que reinaba ayer a las afueras de la clínica Soundview Healthcare del El Bronx, ante el cierre de algunos de sus servicios médicos.

María Santiago, que en los pasados 18 años ha recibido servicios en la clínica ubicada en la White Plains Road, en donde era tratada por los dolores causados por la artritis que padece hace casi dos décadas.

“No entiendo nada”, exclamó Santiago, de 78 años. “Me dijeron que viniera la próxima semana”, dijo decepcionada.

Sin embargo, Taisha Parker, cliente de la clínica, indicó que fue atendida por un gastroenterólogo. “Hay poca gente, pero la clínica sigue funcionando”, precisó.

Rachel Fasciani, directora de Relaciones Públicas del Soundview, explicó que se están atendiendo pacientes de “podiatría, gastroenterología y las emergencias dentales y siquiátricas”, asegurando que posiblemente “la próxima semana se reanuden todos los servicios”.

Parte de la confusión, se debe a un cartel en la puerta de entrada de la clínica informando que: “debido a ciertas circunstancias no se estarán atendiendo pacientes hasta nueva orden”.

Sobre el cartel, Fasciani reiteró que solo se quiso advertir a los pacientes sobre “los problemas económicos que estamos atravesando, pero eso no significa que estamos cerrados”.

La clínica, fundada por el ex senador Pedro Espada Jr. hace más de 30 años, mantiene -desde el año pasado- una batalla legal por conservar el Medicaid, ya que el 70% de los 24 mil pacientes que visitan el centro Soundview son atendidos a través del programa, administrado por el Departamento de Salud del estado, (DOH, sus siglas en inglés).

En diciembre pasado, el juez Mark Friedlander, determinó que el DOH, puede cancelarle el Medicaid a la clínica.

Tras apelar la decisión, el juez Friedlander le otorgó una extensión que le permite a la clínica permanecer en el programa de Medicaid hasta septiembre, mientras se revisa el caso.

Fasciani dijo que a los pacientes que llegan, se les están dando nuevas citas y a los que son de emergencia “se les está remitiendo a hospitales del área”.

Por otro lado Espada, que enfrenta un juicio federal junto a su hijo -acusados por malversación de fondos- culpó directamente al gobernador Andrew Cuomo de ordenar al DOH no pagarle a la clínica.

Ratificó que acudirá a la corte porque “el DOH está desconociendo el plazo dado por el tribunal”.