El campeón… se tambalea

Ante su afición, Tigres apenas logran salvar el empate contra Santos
El campeón… se tambalea
El jugador del Santos, Cándido Ramírez (c) disputa el balón con Alan Pulido (i) de Tigres, durante el partido de ida de semifinales del Torneo Clausura 2012

MONTERREY, México (NTX).- Los Tigres de la UANL desaprovecharon ayer su condición de locales en el partido de ida de las semifinales del Torneo Clausura 2012 al empatar 1-1 con Santos Laguna, que ahora tiene ventaja porque la igualada en el marcador global le da el boleto a la final.

Los goles del encuentro los consiguieron Lucas Lobos al minuto 69, por Tigres, e Iván Estrada, al 62′, por los laguneros.

El partido de vuelta, se jugará el próximo domingo en Torreón.

En el arranque del encuentro, el dominio fue del cuadro local, y en un tiro de esquina por el lado izquierdo Damián Álvarez centró y Hugo Ayala remató, pero el portero Osvaldo Sánchez rechazó y la pelota quedó a la deriva en el área chica, Héctor Mancilla contrarremató, pero el balón se estrelló en el travesaño y así se salvaron los laguneros.

Santos no pudo generar llegadas de peligro debido a la buena ubicación de los locales en el terreno de juego, y a los 16 minutos otra vez los Tigres estuvieron a punto de abrir el marcador cuando Lucas Lobos cobró un tiro libre, pero el esférico pasó por un lado de la cabaña de Oswaldo Sánchez.

Las acciones continuaron similares en la primera mitad, con unos felinos adueñados de la pelota y un visitante que no supo descifrar el esquema defensivo de los anfitriones.

A los 35′ apareció Elías Hernández, quien tomó la pelota fuera del área, se quitó a la defensa y sacó un disparo, pero la pelota se fue por encima de los tres palos blancos.

Momentos más tarde, el silbante decretó la finalización de la primera parte del encuentro y los equipos se fueron al descanso en blanco.

Los felinos salieron en la parte complementaria con la misma idea, buscaron abrir el marcador y cerca estuvieron de lograrlo a los 47′, cuando la “Chilindrina” Álvarez tiró de derecha, pero el balón se fue por un costado de la portería de Oswaldo Sánchez.

Santos paulatinamente mejoró su funcionamiento e hizo pasar apuros en algunas ocasiones al guardameta Enrique Palos, quien no había aparecido en la fase inicial, por el nulo ataque del rival.

A los 62 minutos, los laguneros sorprendieron a los locales, cuando Carlos Darwin Quintero tomó la pelota dentro del área de los felinos, dio pase a Iván Estrada, quien disparó para marcar el 1-0.

Tras verse abajo en el marcador, Tigres reaccionó y se lanzó al frente en busca de la igualada, la que consiguió a los 69′, cuando Lucas Lobos cobró un tiro libre, disparó de derecha, superó a la barrera, y el esférico se fue al fondo de las redes visitantes, para el 1-1.

Los de casa continuaron con el empuje, trataron de ampliar la ventaja, y Edno Roberto Cunha estuvo a punto de conseguirlo a los 74 minutos con un tiro de media distancia que pasó apenas por un costado de la cabaña del contrincante.

Los felinos fueron incisivos, pero todo quedó en el esfuerzo y así los laguneros consiguieron un valioso empate en el cotejo disputado en el Estadio Universitario.

“Queríamos ganar, hicimos todo para hacerlo, pero Santos se metió atrás y ahora no podemos desesperarnos porque faltan 90 minutos y aún podemos sacar el resultado”, dijo Lobos al final del encuentro

“Hicimos un partido inteligente, ellos generaron pocas oportunidades pero nos metieron una. Para nosotros es un buen resultado porque con el empate pasamos”, declaró por su parte el delantero Oribe Peralta.

Los Guerreros, que tienen tres cetros, han perdido tres de las últimas cuatro finales en México, y el mes pasado también cayeron en la final de la Liga de Campeones de la Concacaf ante el Monterrey, que por su parte empató sin anotaciones el miércoles ante el América, de visita en el Estadio Azteca, y parece favorito para avanzar a la gran final mañana, cuando reciba a las Águilas ante su afición en el Estadio Tecnológico.

El árbitro del encuentro, Francisco Chacón, amonestó a Juan Pablo Rodríguez y Rodolfo Salinas, por Santos.