Rahm Emanuel da su primer informe de año

El alcalde destaca la creación de la Oficina Nuevos Americanos dedicada a mejorar los servicios de salud, educación y seguridad pública
Rahm Emanuel da su primer informe de año
El alcalde de Chicago Rahm Emanuel.
Foto: AP

Chicago.- El alcalde Rahm Emanuel divulge este viernes un informe sobre los logros de su primer año de gobierno, entre ellos el haber convertido a Chicago “en la ciudad que mejor recibe a los inmigrantes” en Estados Unidos.

El informe de 32 páginas subraya además el progreso logrado en el mejoramiento de la calidad de la enseñanza pública, de la seguridad en las calles, en el costo y efectividad del gobierno municipal y en la necesidad urgente de crear y mantener puestos de trabajo en Chicago.

“En un año logramos un progreso significativo para el futuro de la ciudad. Tenemos un gobierno más efectivo, que brinda mejores servicios a precios más competitivos, y que es más abierto al público”, dijo Emanuel en la presentación del informe.

Sobre los inmigrantes, el alcalde destaca la creación de la Oficina Nuevos Americanos dedicada a mejorar los servicios de salud, educación y seguridad pública, además de los apoyos municipales para todas las comunidades inmigrantes.

Mencionó el lanzamiento de una iniciativa informativa dirigida a los pequeños empresarios inmigrantes, para que puedan navegar el complejo proceso de las licencias municipales, las leyes impositivas y la interacción con cámaras comerciales.

Dijo además que la página en internet de la alcaldía se puede consultar ahora en 64 idiomas.

A nivel educativo, Emanuel destacó la implementación del día escolar completo en las escuelas públicas y la expansión del diploma de Bachillerato Internacional en las secundarias de Chicago.

Los colegios comunitarios de la ciudad iniciaron un programa para preparar mejor a los graduados de secundaria en el mercado laboral de las industrias de alto crecimiento.

El trabajo comunitario en los barrios más problemáticos de la ciudad fue mencionado por Emanuel como fundamental para combatir la violencia callejera provocada por las pandillas.

“Las calles de la ciudad pertenecen a nuestros niños y a los ciudadanos respetuosos de la ley, no a las pandillas”, dijo. En su plan de Prevención de la violencia juvenil participan organizaciones cívicas, religiosas, empresariales y filantrópicas.

“Todavía queda mucho por hacer, pero estoy convencido que los desafíos que enfrenta Chicago no podrán vencer la disposición de sus habitantes de salir adelante”, comentó el alcalde.