Nydia confiada en el triunfo

Congresista boricua ante una de las contiendas más reñidas de su carrera
Nydia confiada en el triunfo
El próximo 26 de junio, la legisladora federal Nydia Velázquez (D-NY) se enfrentará en las primarias a tres oponentes por el nuevo Distrito 7.
Foto: AP

NUEVA YORK – De cara a las primarias de junio, la congresista Nydia Velázquez se siente confiada de su triunfo, sin subestimar a ninguno de sus oponentes y a conciencia de que puede ser la contienda electoral más reñida en sus 20 años como legisladora federal.

La integridad y transparencia son dos de los atributos que la congresista describe como las credenciales más importantes durante su carrera política, elementos esenciales como parte de su campaña para las primarias del 26 de junio. “Me siento confiada en mi triunfo y en que mi comunidad conoce perfectamente mis antecedentes y cuáles han sido los logros que he obtenido para el distrito”, afirmó Velázquez.

La funcionaria, de origen puertorriqueño, deberá enfrentarse -en el nuevo Distrito 7, compuesto por partes de Brooklyn y Queens- contra el candidato de la maquinaria demócrata de Brooklyn, el concejal Erik Dilan -también de origen boricua- así como contra Dan O’Connor y George Martínez.

Angelo Falcón, presidente del Instituto de Política Latina, catalogó las próximas primarias como la “campaña más fuerte” en términos de la estrategia que está utilizando el ítaloamericano Vito López -presidente del Partido Demócrata de Brooklyn- para tratar de destronar a Velázquez.

“López ha sido enemigo de ella (Velázquez) por muchos años y el colocar a tres candidatos, que de alguna u otra manera tienen una conexión con él, es una estrategia nueva”, dijo Falcón.

El analista latino añadió que, aunque Velázquez sigue siendo la “favorita” en la contienda, tiene que hacer nuevos contactos, para lo que “cuenta con poco tiempo, debido al cambio de fecha que ahora celebrará las primarias en junio, en vez de septiembre”.

Velázquez, que preside el Comité de Pequeños Negocios del Congreso, subrayó que “aun hay mucho trabajo por hacer” y destacó que nunca “minimiza” a un oponente y siempre se toma “muy en serio” las elecciones.

Actualmente, está abocada a conocer a los residentes de su nuevo distrito.

Describió su función como “un trabajo de siete días a la semana”, de los que -según dijo- cinco de ellos “debo estar en la pelea en Washington”, refiriéndose a su labor de abogar para aliviar las necesidades de los residentes que representa. Enfatizó que “ésa es la razón por la que no me ven en mi distrito sino los fines de semana”.

Una de las críticas instrumentadas por Dilan en contra de Velázquez ha sido la de cuestionarla por estar ausente del distrito 12, que es el que actualmente representa.

Refiriéndose a una de las satisfacciones más grandes durante su carrera, Velázquez citó su logro de haber “cambiado la cara a la Corte Suprema, con el nombramiento de la Jueza Sonia Sotomayor”. Al mismo tiempo, catalogó como el momento más doloroso, el proyecto “Dream Act” que, por sólo cinco votos, no fue aprobado en el Senado.

A nivel comunitario, Velázquez se atribuye el haber traído millones de dólares a su distrito para “inyectarlos en escuelas, construcción de viviendas para envejecientes, viviendas públicas y la construcción de zonas verdes, que antes estaban contaminadas”.

En relación al nuevo distrito -con un 43% de hispanos en edad de votar- Lucía Gómez, directora de La Fuente y experta en redistribución de distritos, dijo que el electorado hispano podría ser el que se divida, “pero los cambios del distrito en sí, no creo que sean tan significativos y que esto le vaya a traer tantos problemas (a Velázquez) en las urnas”.