Guillermo Moreno: Una propuesta para ahora

No se hace necesario hacer un ejercicio intelectivo de profundo calado para darnos cuenta de la necesidad urgente de desplazar la partidocracia dominicana integrada por la trilogía corporativa (PLD-PRD-PRSC) que desde hace algo más de cuatro décadas viene engulléndose una buena parte del presupuesto nacional de un país con serios problemas económicos, sociales, educativos y demás.

El galopante proceso de deterioro moral que se advierte en la sociedad, unido a la violencia irracional y la inseguridad en los más diversos aspectos de la vida nacional apuntan hacia la transformación del país en un simple amasijo de gente con normas y costumbre cuasi primitivas.

Y todo esto marcha en sintonía con el ritmo, rumbo y orientación de los desaguisados e inconducta de los gobiernos y funcionarios que hemos tenido durante los años más arriba señalados

Ahora como nunca antes, la campaña electoral para elegir al presidente, vicepresidente/a y los congresistas de ultramar se ha puesto claramente de manifiesto que si malo ha sido el modelo económico predominante, la corrupción política y administrativa así como el narcotráfico y el total irrespeto a la ley han adquirido niveles impresionantes altamente peligroso que amenaza con hacer desaparecer todo vestigio de civilidad.

Es imperante para nuestro pueblo y país cambiar el rumbo y contenido de las ejecutorias gubernamentales en República Dominicana y para ello ha surgido una propuesta refrescante, progresistas y de alto contenido patriótico. Esta propuesta la presenta Alianza País llevando como candidato a la primera magistratura del estado al Dr. Guillermo Moreno y como vicepresidenta a la destacada intelectual Chiqui Vicioso.

Nunca como ahora se siente la necesidad una persona como Guillermo Moreno, capaz, firme combatiente de la corrupción y los corruptos; defensor de los derechos humanos y respetuoso como el que más del respeto a la ley y la constitución como normativa fundamental sobre la que descansa la vida institucional de nuestro país.

¡Adelante que para luego podría ser tarde!