Centroamérica: Trágico pronóstico

El Salvador, Guatemala y Honduras enfrentan 'crecientes niveles de violencia'

Guía de Regalos

Centroamérica: Trágico pronóstico
Los presidentes Funes y Lobo, de El Salvador y Honduras respectivamente, en reunión de seguridad.
Foto: EFE

NACIONES UNIDAS (Notimex).- A consecuencia de la violencia generada principalmente por el crimen organizado y el tráfico de drogas, uno de cada 50 jóvenes centroamericanos, menor de 20 años, morirá asesinado antes de cumplir 32 años, de acuerdo con la ONU.

La tasa de homicidios de la región, la mayor en el mundo, resulta 400 veces más alta que la del promedio en países que tienen bajos niveles de violencia, informó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas.

De acuerdo con la ONU, la tasa de homicidios de Guatemala es de 39 asesinatos por cada 100 mil habitantes, en tanto que la de El Salvador es de 72 y la de Honduras es de 86, lo que representa 10 veces más que el promedio mundial.

Ban indicó que los países de la región, en especial aquellos del Triángulo Norte -El Salvador, Guatemala y Honduras- enfrentan “crecientes niveles de violencia, alimentados por el crimen organizado trasnacional y el tráfico de drogas”.

“Esto es más que una ola de asesinatos, es una crisis, que conlleva gran temor e inestabilidad para las sociedades. Además de estas horrorosas cifras, otros crímenes han surgido: secuestros, contrabando de migrantes y tráfico humano”, explicó.

Ban también aseguró que crece el tráfico de armas de fuego en la región, por lo que “detener el flujo de armas hacia criminales” se ha convertido en un asunto más urgente que nunca antes.

El máximo funcionario de la ONU añadió que los gobiernos de la región deben seguir enfocándose en su lucha contra la corrupción, el lavado de dinero y el contrabando de dinero en efectivo.

La sesión de ayer ante la Asamblea General tuvo como fin promover la llamada Estrategia de Seguridad Centroamericana, adoptada en junio pasado, que tiene como propósito ayudar a consolidar la paz, el desarrollo, la libertad y la democracia en la región.

Por su parte, Nassir Abdulaziz Al-Nasser, presidente de la Asamblea General de la ONU, advirtió que la violencia en la región “amenaza con deshacer los avances alcanzados en términos de desarrollo de la región, lo que puede llevar a revueltas sociales y políticas”.

Durante la sesión de alto nivel participó también el ministro de Relaciones Exteriores de Honduras, Arturo Corrales Álvarez, quien señaló que el peso del crimen organizado abruma la institucionalidad centroamericana.

“Los que consumen las drogas, los que las producen, y nosotros, por donde trafican, tenemos que tener la responsabilidad compartida, pero tenemos que tener una responsabilidad diferenciada”, enfatizó Corrales Álvarez.