La prenda en la que vale la pena gastar

Guía de Regalos

La primavera es una época en la que trajes y vestidos cobran especial importancia para niñas y jóvenes. Primeras comuniones, bat mitzvahs, quince años, graduaciones y bodas requieren vestimenta formal, que puede costar una fortuna. Pero hay un atuendo en el que sí merece la pena gastar: la toga de graduación.

En el Lower Eastside Girls Club adoramos la moda. Sin embargo, pensamos que la toga es la única prenda en la que merece la pena que nuestras niñas y sus familias inviertan cuantiosas sumas de dinero.

El LESGC tiene dos programas que se basan en esta creencia. El primero de ellos es Gowns for Girls, que desde hace más de una década, ofrece la oportunidad a más de 400 jóvenes locales de acercarse al Girls Club y elegir un vestido para su baile de graduación, ya sea nuevo o ligeramente usado, junto con zapatos y accesorios.

El segundo es una celebración en común de la quinceañera. Hace tres años, el Lower Eastside Girls Club lanzó este programa para aliviar la carga económica que recae sobre las familias con esta celebración. El Club organiza una fiesta de quinceañera para las niñas más veteranas y activas en el club, que incluye el traje y una cena. Las niñas, sus familias y sus madrinas festejan este día inolvidable en comunidad.

Las madrinas son mentoras que ayudan a sus ahijadas a prepararse para la universidad, planificar su futuro profesional, centrarse en su salud y obtener nociones básicas de finanzas. Cada madrina recauda fondos para su ahijada y, a su quinceañera, le da un cheque de $1,500 que va a un fondo para sus estudios universitarios. Y estos fondos no se pueden retirar hasta que presente un documento muy especial en el banco -su diploma de la escuela superior.

Dos años después de la fiesta, el vestido estará anticuado. Pero los ahorros podrán emplearse en una inversión que nunca se pasa de moda: su educación.