‘Marea Azul’ del Chelsea invade Londres

En medio de las celebraciones persiste la incertidumbre sobre el futuro del equipo.

Guía de Regalos

‘Marea Azul’ del Chelsea invade Londres
Miles de aficionados se volcaron a las calles de la capital inglesa para acompañar al Chelsea, que se coronaron el sábado como los nuevos campeones de Europa.
Foto: Tal Cohen / EFE

LONDRES/AP – Decenas de miles de aficionados del club Chelsea se alinearon ayer en las calles del oeste de Londres para ver el desfile de celebración de su equipo tras conquistar el título de la Liga de Campeones.

Incluso el notoriamente solitario propietario del club, el oligarca ruso Roman Abramovich, se unió a su muy costosa escuadra en un autobús abierto para presumir el trofeo mientras aficionados del equipo llenaban las calles alrededor de Stamford Bridge.

Ganar la Liga de Campeones ha sido el objetivo principal de Abramovich desde que adquirió al Chelsea en 2003 y comenzó a inyectarle más de $1,000 millones, y aumentando.

El capitán John Terry encabezó el cántico “Champione, champione, olé, olé, olé”.

“Hemos estado aquí mucho tiempo esperando ganar esta cosa”, gritó el mediocampista Frank Lampard a los aficionados desde el autobús. “Y fue la noche más estupenda en las carreras de todos nosotros. Sencillamente estamos tan satisfechos de regresar aquí y celebrar con todos nuestros aficionados”, agregó.

Los Azules se dirigieron directamente del aeropuerto a su terreno en Stamford Bridge tras regresar de Munich, donde derrotaron al Bayern Munich en serie de tiros penales la noche anterior.

Pero en medio de las celebraciones persiste la incertidumbre sobre el futuro del equipo.

El director técnico interino Roberto Di Matteo, quien condujo al equipo a la obtención de la Copa Europea y la Copa FA en apenas dos meses en el cargo, no ha recibido garantías públicas sobre su futuro.

“Hoy es un día fantástico para el Club de Fútbol Chelsea, campeón de Europa”, gritó a los aficionados Di Matteo, quien ganó la copa europea como jugador en 1998.

Por otro lado, el goleador Didier Drogba, quien anotó el penal decisivo, no ha extendido su contrato, que termina el mes próximo.

“Didier Drogba queremos que te quedes”, dijo Terry a través de un micrófono en el autobús con Abramovich escuchando.

El autobús del Chelsea recorrió las calles de Londres cubierto de apio, que arrojaron los aficionados. Ellos han estado cantando canciones obscenas relacionadas al apio y lanzándose el vegetal entre ellos durante más de 20 años.

Berlín/EFE – El llanto de Bastian Schweinsteiger, tras la derrota del Bayern en la final de la Liga de Campeones ante el Chelsea en la definición por penalti, acapara las portadas de la prensa alemana.

“Bayern, lloramos con vosotros”, dice en portada el dominical “Bild am Sonntag” que tiene como fondo una foto de Schweinsteigercon lágrimas en los ojos.

“Los bávaros caen ante la maldición”, titula por su parte “Der Tagesspiegel” de Berlín que resalta que en esta temporada el Bayern ha coleccionado segundos lugares y se ha quedado sin título. Además, aparece la misma foto de Schweinsteiger llorando y destaca que la derrota se dio pese a que el Bayern fue claramente superior.

“La derrota más amarga del Bayern”, titula, por su parte, la edición dominical del “Frankfurter Allgemeine”, encima de la misma foto a la que recurren los dos periódicos anteriores.

En sus páginas deportivas, el “Bild am Sonntag” califica la derrota de injusta. “Bayern, no os habéis merecido esto”, dice el titular.

“El sueño de ganar la Liga de Campeones en su propio estadio se ha roto. El Bayern tenía ya una mano en la Copa, fue totalmente superior, tuvo innumerables ocasiones. Pero al final en los penaltis vino la derrota contra el anti-fútbol del Chelsea”, dice ese rotativo.

“Del sueño al trauma”, titula, en sus páginas deportivas, “Der Tagesspeigel”.

“El Bayern dominó casi todo el partido, generó ocasiones… Al final a los ingleses le bastaron dos minutos de fútbol para lograr el empate y forzar la prórroga que no tuvo goles”, dice ese diario para luego pasar a resumir la tanda de penaltis.