Extraditan dominicano a los EE.UU.

El agresor escapó a Republica Dominicana donde fue localizado por cuerpos del US Marshals.

Extraditan dominicano a los EE.UU.
Agentes de Estados Unidos escoltan al dominicano Ángel Guridy Cabral.
Foto: PANKY CORCINO / EDLP

Santo Domingo – Las autoridades extraditaron a Estados Unidos a un dominicano al que se le imputa la muerte a puñaladas de una mujer, en un hecho ocurrido en el condado El Bronx, de Nueva York, en marzo de 1993.

Al dominicano Ángel Guridy Cabral, también conocido como Roberto Castro, de 53 años, arrestado el pasado 24 de marzo, se le imputa el crimen de Altagracia Valdez, informó la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), organismo que lo arrestó y lo entregó a Estados Unidos.

La reclamación del dominicano fue hecha al Estado el 12 de agosto de 2011 y aprobada favorablemente por la Segunda Sala Penal dela Suprema Corte de Justicia, mediante una sentencia emitida el 14 de este mes.

El vocero de la DNCD, Roberto Lebrón Jiménez, dijo que el imputado “enfrenta un cargo de homicidio en segundo grado, por el hecho de que el 16 de marzo de 1993, o alrededor de esa fecha, infirió varias estocadas con un cuchillo a la dominicana Altagracia Valdez, causándole la muerte”.

Lebrón Jiménez dijo que luego de cometer el hecho, Guridy Cabral escapó a República Dominicana, donde fue localizado gracias a la colaboración de agentes del US Marshals especializados en la captura de fugitivos. El apresamiento del prófugo se produjo en Constanza, un pueblo montañoso del centro del país.

Señaló que Guridy Cabral fue sacado del país la noche del viernes, después de cumplir con el protocolo establecido, por el Aeropuerto Internacional Las Américas (AILA), en el vuelo 494 de la línea aérea Delta Airlines, que partió con destino a Nueva York.

El traslado del imputado estuvo a cargo de los oficiales estadounidenses Tracy Amaladas, Kenneth Kearns, Cornelius Douglas y Luis Peña, agentes US Marshals y del Departamento de Policía de Nueva York (NYDP).

La extradición del dominicano fue autorizada mediante el decreto 255-12, emitido por el Poder Ejecutivo luego de que la Suprema Corte de Justicia autorizara su entrega.