En alerta por los narcotraficantes

Reporte señala que cárteles mexicanos actúan de este lado de la frontera y utilizan sofisticadas técnicas
En alerta por los narcotraficantes
Un sujeto, identificado como parte de la banda de los Arellano Félix, capturado en 2007 en San Diego.
Foto: AP

Agentes encubiertos de la Policía de San Diego seguían a una célula del cartel de Tijuana que, escoltada por pandilleros, transportaba un cargamento de droga, cuando fueron detectados e identificados por error como traficantes rivales que pretendían “bajarles” (robar) la mercancía.

Lejos de intimidarse, los integrantes del cártel de los Arellano Félix y los pandilleros mostraron el uso de sofisticadas ténicas para eliminar a sus adversarios, incluso en este lado de la frontera.

Primero emplearon métodos de contravigilancia móvil, como variación de la velocidad de los vehículos, el cambio de carriles y la rotación de los autos del convoy, para poder identificar a sus persecutores. Luego diseñaron una trampa: se dirigieron a un sitio previamente planificado en el sureste de San Diego, donde ya los esperaban otros pandilleros con armas automáticas.

El informe sobre este incidente forma parte de un reporte confidencial que el Departamento de Policía de San Diego (SDPD) elaboró para alertar a sus agentes de las tácticas que el cártel de Tijuana usa para atacar a las fuerzas del orden en aquella ciudad fronteriza, pero también para advertirles que sus aliados en Estados Unidos no dudarían en defender sus actividades ilícitas de la misma manera.

“Una investigación de la Policía de San Diego reveló información creíble que las organizaciones de tráfico de drogas de México, en colaboración con pandillas callejeras en San Diego, están empleando sofisticadas técnicas de contravigilancia y están dispuestas a realizar ataques armados para proteger sus cargamentos de droga”, expone el análisis.

Así, bajo el título “Tácticas del cártel de Tijuana: un análisis de los ataques contra las fuerzas del orden en Tijuana”, el documento, filtrado por el grupo de ciberpiratas Anonymous, no sólo describe los letales métodos que utiliza dicha organización criminal para quitar del camino a sus enemigos, sino que propone una serie de medidas preventivas y pide más entrenamiento para los agentes encubiertos.

La Policía de San Diego no quizo comentar sobre este reporte.

Steven Pitts, supervisor de agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP), indicó que dicho informe es solo una de varias herramientas que las fuerzas policiacas del Sur de California están usando para estar al tanto de lo que ocurre en México, donde miles de personas han muerto por ataques del crimen organizado.

Y resaltó que además se preparan de “amenazas potenciales” a través del entrenamiento continuo de sus elementos, la expansión de sus corporaciones, la adquisición de más tecnología e infraestructura y una estrecha colaboración entre las agencias del orden de la región y de México.

“Nosotros utilizamos variadas fuentes de información, ésta [el informe de SDPD] es sólo una de ellas, para tener una fotografía operacional de lo que está pasando en la frontera, en Estados Unidos, y también en el sur de la frontera”, mencionó Pitts a La Opinión. “De esta manera tenemos una imagen clara de estas organizaciones y su amenaza”, agregó.

Para la Policía de San Diego, sus agentes aún no son blanco del cártel de los Arellano Félix y subraya que el incidente con su unidad encubierta se debió a una equivocación. Además, deconoce si ese grupo está capacitando a las pandillas callejeras de esa ciudad en uso de armas o técnicas de ataque.

El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) no quiso indicar qué recursos está usando para prevenir una agresión de los cárteles mexicanos de la droga; sin embargo, su titular, Charles Beck, dijo hace unas semanas que la relación entre éstos y las pandillas es “una de mis grandes preocupaciones”.

Otra corporación que ha seguido de cerca los acontecimientos en territorio mexicano es el Sheriff del condado de San Diego. “Mantenemos una robusta colaboración con todas las agencias locales, estatales y federales, compartimos información de inteligencia y nos enfocamos en cualquier elemento criminal que explotaría nuestra proximidad con la frontera, en cumplimiento de sus actividades delictivas”, expresó el capitán David Myers, de su División de Investigación Especial.

Aunque en Tijuana los ataques contra las fuerzas policiacas son ejecutados hasta por caravanas de seis vehículos (sólo en 2009 fueron asesinados 43 agentes en esa ciudad; siete en una sola noche), la Patrulla Fronteriza en San Diego ha visto una caída de casi el 500% de las agresiones contra sus elementos, de los cuales la gran mayoría no son incidentes graves.

En 2008, el nivel más alto de los últimos tiempos, se registraron 377 ataques, pero el año pasado sólo se reportaron 77. “Contratamos más agentes, tenemos infraestructura táctica y tecnología adicionales, como resultado, hemos podido ganar un gran terreno de patrullaje en nuestra frontera”, dijo Pitts.