Los veteranos son ‘héroes subestimados’

"Vinieron a su país y fueron algunas veces denigrados cuando debieron haber sido ensalzados. Fue una vergüenza nacional, una desgracia que nunca debió haber ocurrido", según el presidente Obama
Los veteranos son ‘héroes subestimados’
El presidente Obama (izq.) coloca un arreglo floral en el cementerio militar de Arlington, Virginia.
Foto: EFE

WASHINGTON. D.C.- El presidente Barack Obama rindió ayer un homenaje a los hombres y mujeres que han muerto defendiendo a Estados Unidos y aseguró que los veteranos de Vietnam son héroes de guerra subestimados y en ocasiones vilipendiados que se han mantenido fieles a su nación pese a un regreso agrio a su país.

“Ustedes fueron a veces culpados por las fechorías de otros”, dijo Obama. “Vinieron a su país y fueron algunas veces denigrados cuando debieron haber sido ensalzados. Fue una vergüenza nacional, una desgracia que nunca debió haber ocurrido”.

“Aunque algunos estadounidenses les volvieron la espalda, ustedes nunca se la volvieron a Estados Unidos”, enfatizó el también comandante en jefe de las fuerzas armadas de Estados Unidos.

Al conmemorar el Memorial Day en el Monumento a la guerra de Vietnam y, poco antes, en el Cementerio Nacional de Arlington, al otro lado de la capital estadounidense cruzando el río Potomac, Obama dijo que por primera vez en nueve años “los estadounidenses no están combatiendo ni muriendo en Irak” y afirmó que el país disminuye su participación en el conflicto en Afganistán.

“Después de una década bajo la nube oscura de la guerra, podemos ver la luz de un nuevo día en el horizonte”, expresó el presidente flanqueado por banderas estadounidenses y en un día cálido y soleado, ante un auditorio en el anfiteatro de Arlington.

En este año electoral, en el que busca un segundo mandato, Obama recordó que la nación debe mantener vivo el compromiso de apoyar a las familias de los soldados caídos y de ayudar a los efectivos que regresan al país y buscan trabajo, mejor educación y prestaciones médicas.

“Mientras yo sea presidente, nos aseguraremos de que ustedes y sus seres queridos reciben las prestaciones que se ganaron y el respeto que se merecen”, subrayó.

Obama dijo que el envío de tropas a situaciones difíciles fue “la decisión más desgarradora que yo debo tomar. Y puedo prometerles que nunca lo haré a menos que sea absolutamente necesario”.

Obama recordó a su auditorio el fin de la guerra en Irak y la decisión de regresar a todos los efectivos de Afganistán para 2014. En un anuncio proselitista que fue difundido la semana pasada, evocó los méritos de los soldados estadounidenses que ayudaron en la operación en que fue muerto Osama bin Laden.