Avión no tripulado habría matado al segundo de Al-Qaeda

Guía de Regalos

Washington — Un ataque con aviones no tripulados de la CIA en Pakistán disparó hoy contra el segundo al mando de Al-Qaeda, Abu Yahia al-Libi, pero no estaba claro si fue una de las personas alcanzadas, informaron funcionarios estadounidenses.

Autoridades estadounidenses sostienen que menos de cinco personas resultaron heridas, aunque las autoridades paquistaníes aseguran que más de una decena de personas murieron en dos días de ataques en Pakistán, entre ellas al-Libi . La Agencia Central de Inteligencia (CIA) ha realizado unos seis ataques en menos de dos semanas, en momentos en que Washington sigue adelante con el controversial programa de aviones no tripulados tipo “drone” a pesar de que Pakistán exige que se detenga. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato para poder describir el programa clasificado de aviones no tripulados.

Los funcionarios estadounidenses dijeron que no saben todavía si al-Libi estaba entre los muertos, pero dijeron que estaban “optimistas”.

Al-Libi sería el más reciente de los más de 12 comandantes de alto rango dados eliminados en la clandestina guerra estadounidense contra Al-Qaeda desde que un equipo especial abatió a Osama bin Laden el año pasado.

La Casa Blanca mantiene una lista de objetivos terroristas, blancos que deben ser abatidos o capturados, compilado por el ejército y la CIA y aprobado en última instancia por el presidente.

El programa de Recompensas por Justicia del Departamento de Estado había establecido una recompensa de $1 millón por información que condujera al fugitivo nacido en Libia, que había grabado numerosos videos de propaganda instando a atacar objetivos estadounidenses después de haber escapado de una prisión en la base aérea de Bagram, en Afganistán, en 2005.

Al-Libi asumió como segundo al mando cuando el egipcio Ayman al-Zawahri se hizo cargo de Al-Qaeda tras la muerte de bin Laden. Como gerente general de facto de Al-Qaeda, al-Libi es responsable de dirigir las operaciones diarias en las zonas tribales de Pakistán y maneja el contacto con las filiales regionales de Al-Qaeda.

“Este es uno de los nombres más destacados” entre los objetivos de los ataques con aviones no tripulados en Pakistán, lo que impulsa el esfuerzo de la CIA para continuar con el programa de “drones” a pesar de la resistencia política paquistaní y el daño colateral, señaló el ex agente de la CIA Paul Pillar.

La muerte de al-Libi sería “otra razón para no aceptar la demanda de Pakistán para poner fin a las guerras con aviones no tripulados”, agregó Bruce Riedel, del Instituto Brookings, quien fue agente de la CIA y asesor de la Casa Blanca para políticas sobre Afganistán y Pakistán.