Desierto de Arizona: una trampa mortal

Tucson, Arizona/EFE La Patrulla Fronteriza Sector Tucson reportó un incremento en lo que va del año fiscal 2012 en el número de rescates y de muertes en el desierto de Arizona, una región sigue siendo una trampa mortal para indocumentados que tratan de cruzar la frontera.

De acuerdo con cifras de esta agencia federal, desde el pasado 1 de octubre y hasta el 31 de mayo se han registrado 262 rescates de inmigrantes indocumentados en la frontera de Arizona, comparado a 148 del año pasado durante el mismo periodo.

Los fallecimientos de indocumentados también se han incrementado a 114, frente a 96 del año pasado.

“Desafortunadamente vemos que los contrabandistas siguen poniendo en riesgo las vidas de estas personas, no les importa exponerlos a tantos peligros y continúan abandonándolos a su suerte si no pueden seguir el recorrido”, advirtió Crystal Amarillas, portavoz de la Patrulla Fronteriza.

Amarillas indicó que uno de los casos más recientes se reportó la semana pasada cuando agentes fronterizos proporcionaron primeros auxilios a una mujer indocumentada que fue abandonada en el desierto.

El equipo de rescate de la Patrulla Fronteriza (Borstar) respondió a la llamada de emergencia el pasado jueves proveniente de la población fronteriza de Nolia, en Arizona.

En el lugar encontraron a un hombre y una mujer que requerían de atención inmediata, la mujer no resistió y falleció.

Los doctores descubrieron que la mujer estaba embarazada y que el feto también se había perdido.

“Vemos que esta mujer perdió la vida y la vida de su niño dentro de su vientre, estas historias son muy difíciles de escuchar, las personas no saben los riesgos y los peligros que enfrentan al tratar de cruzar la frontera”, señaló Amarillas.