Ministerio del pastor callejero del East End podría cerrar

Por falta de permisos el municipio de Houston podría clausurarlo. El pastor dijo que un contratista lo estafó y no tramitó los documentos

Ministerio del pastor callejero del East End podría cerrar
El pastor Roland Nava, al lado de las tres advertencias que el Municipio puso en su ministerio.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

HOUSTON – El pastor Roland Nava, un expandillero y exdrogadicto que salió de la prisión y logró regenerarse para convertirse en un pastor evangelista que predica y ayuda entre los necesitados del barrio del East End, se encuentra preocupado porque el ministerio que ha luchado tanto para construir podría tener que cerrar sus puertas.

El ministerio ‘En las Calles con las Manos en Alto’ que dirige Nava se encuentra en problemas con el Municipio y en menos de 20 días podría tener que cerrarse.

Hace dos semanas inspectores municipales llegaron a revisar las instalaciones de Nava y encontraron que el establecimiento no contaba con los permisos necesarios para construir un nuevo salón y una zona de recreo para los niños. Además no tenía tampoco el permiso de ocupación. Por las violaciones Nava recibió tres advertencias.

El pastor Nava le contó a RUMBO que el contratista que originalmente consiguió para que hiciera las renovaciones lo estafó porque le aseguró que había tramitado todos los permisos necesarios para iniciar las obras.

Sin embargo no fue así, y ahora el predicador se ha quedado con el trabajo a medias, sin dinero y con la presión de que en menos de tres semanas le podrían cerrar el ministerio.

“Estábamos muy entusiasmados porque el Municipio nos eligió para ser uno de los centros que distribuye almuerzos a niños de bajos recursos durante el verano y queríamos ofrecerles actividades y clases en los salones que se estaban construyendo, lástima que no se pudo lograr”, contó el pastor.

Nava se encuentra buscando la ayuda de un electricista y un ingeniero que le ayuden a hacer los planes necesarios que requiere el Municipio para poder seguir adelante con las obras. Pero quizás lo más importante que necesita es que alguien en el Municipio lo asista para poder obtener una extensión al plazo.

Nava dijo que ha intentado comunicarse en numerosas ocasiones con la oficina del concejal Ed González del Distrito H ya que su propiedad se encuentra dentro de los límites de dicho distrito.

RUMBO se comunicó con la oficina del concejal González para averiguar al respecto. En un comunicado el concejal dijo que su oficina ya se encuentra al tanto del caso de Nava y que van a ponerse en contacto con el departamento de permisos para ver cómo pueden asistirlo.

Además, el concejal se comprometió a reunirse con Nava en su ministerio para analizar más a fondo su situación.

Nava indicó que no pretende exigirle nada al Municipio, simplemente quiere un poco más de tiempo para rescatar su ministerio que ayuda a indigentes y familias de bajos recursos a diario.

“Este lugar es para ayudar a la comunidad y no queremos perderlo porque hay gente que depende de los servicios que les ofrecemos”, explicó el pastor.

Cada semana Nava organiza servicios religiosos en las calles, parques y en su ministerio en asociación con otras iglesias del barrio East End y ayuda a personas con comidas y albergue.