Sin pausa el Thunder

Sotanero hace apenas tres temporadas, ahora abrirá la final de la NBA el martes en casa
Sin pausa el Thunder
Russell Westbrook
Foto: AP

OKLAHOMA CITY – Antes de cada partido y de anunciar las alineaciones, se exhibe en la arena del Thunder de Oklahoma City un video en el que aparecen los jugadores. El marcador electrónico muestra simultáneamente una frase.

“Resistencia, es lo que define a nuestro equipo”, dice.

Y la sentencia resultó verdadera particularmente en la remontada que emprendió el Thunder el miércoles por la noche, tras verse abajo por 18 puntos, para vencer a los Spurs de San Antonio y amarrar un boleto a la final de la NBA.

Pero ése ha sido sólo el último paso en una recuperación asombrosa.

Hace apenas tres temporadas, el nuevo equipo de Oklahoma City tenía una foja de 3-29 y simplemente aspiraba a no tener el peor récord en la historia de la NBA.

“Pueden ver esto como algo negativo, pero yo pienso en el grupo y en la organización. Hemos visto una luz y pensamos que algún día llegará nuestro momento y tendremos la oportunidad de ganar un campeonato”, dijo entonces Russell Westbrook, quizás quien mejor personifica la transformación, al evolucionar de un novato que perdía muchos balones a un jugador electo para el Juego de Estrellas.

A finales de 2008, cuando Scott Brooks fue contratado como entrenador, su primera tarea fue tratar de que el equipo resultara competitivo en el cuarto periodo. Ahora, los rivales no pueden liquidar al Thunder a la hora buena.

Todo ese trabajo rindió frutos.

El Thunder será anfitrión del primer partido de la final, el martes por la noche, frente al ganador de hoy entre Boston y Miami.