Breves de la Euro

Guía de Regalos

Breves de la Euro
Roy Hodgson (der.), y John Terry durante la práctica, ayer.
Foto: EFE

El fantasma del racismo apareció en la Eurocopa incluso antes que dispute el primer partido, después que los futbolistas de Holanda dijeron que espectadores polacos imitaron gritos de monos durante un entrenamiento.

La federación holandesa no radicó una querella ante la UEFA, pero el organismo rector del futbol europeo dijo ayer que recibió noticias de que hubo “incidentes aislados de cánticos racistas” y que tomará medidas si se repiten.

El técnico de Inglaterra, Roy Hodgson, encabezó ayer una visita de la selección que disputará la Eurocopa a los excampos de concentración de Auschwitz-Birkenau.

Hodgson y el presidente de la Asociación Inglesa de Futbol, David Bernstein, encendieron velas donde los prisioneros descendían de los trenes en el más tristemente célebre campo de la muerte nazi, creado en suelo polaco después de que Alemania invadió al vecino país durante la segunda guerra mundial.

El papa Bendicto XVI animó ayer a vivir la Eurocopa de futbol “con espíritu de paz y sincera alegría” en un mensaje enviado a la Conferencia Episcopal polaca con motivo del inicio de este evento deportivo.

“Animo a todos los que participarán en este evento deportivo a actuar con diligencia para que se viva como una expresión de las más nobles virtudes y acciones humanas en un espíritu de paz y de sincera alegría”, se lee en el mensaje.

Benedicto XVI recuerda que “este evento deportivo no sólo implica a los organizadores, atletas y aficionados sino también a toda la sociedad” y por ello “la Iglesia no puede quedar indiferente ante este evento, ante las necesidades espirituales de los que participan”.

Gerard Piqué, central de la selección española, avisó del peligro que tiene el primer rival del equipo de Vicente del Bosque en la Eurocopa 2012, Italia, y aseguró que “es más fuerte cuando parece que no está” y nadie cuenta con ella.

Italiana llega al estreno inmersa en un escándalo de amaño de partidos. Piqué está convencido de que no afectará y que España se va a encontrar a uno de los peores rivales.

“Cuando Italia es más peligrosa, donde le gusta moverse, es cuando parece que no está.”, avisó el jugador.