Mexicanos en el exterior hablan de barreras electorales

Agunos dicen que el problema de la credencialización es una violación de los derechos electorales de los mexicanos

Guía de Regalos

Mexicanos en el exterior hablan de barreras electorales
La credencial electoral sólo puede conseguirse en México.
Foto: Archivo

Para millones de mexicanos, el 1 de julio es la esperada fecha en la que elegirán al nuevo presidente de su país. Pero para aquellos que viven en el exterior y, que por distintas razones no podrán votar, es un triste recordatorio de las trabas electorales que existen para los migrantes mexicanos.

“El problema de la credencialización es una violación de los derechos electorales de los mexicanos”, dijo Daniel Tacher Contreras, Profesor de la UNAM y Coordinador General del Proyecto de Observación Electoral, refiriéndose a una de las más comunes barreras electorales que enfrentan los mexicanos que viven en el exterior.

Como parte del proyecto Iniciativa Ciudadana, el académico mexicano se reunió con líderes de la comunidad y activistas para conocer cuáles son los temas electorales que preocupan a los migrantes.

Durante su visita de tres días en Los Ángeles, Tacher busca recabar información y escuchar las opiniones de los mexicanos en el exterior. “La novedad de este proyecto es que tiene carácter binacional”, dijo Tacher. La investigación se lleva a cabo simultáneamente en Los Ángeles, Dallas, Greenville, Chicago y New York, en EEUU; y en Michoacán, Zacatecas, Puebla, Oaxaca , DF y Veracruz, en México.

“En septiembre tenemos planeado presentar el informe final, para que los nuevos legisladores puedan implementar reformas electorales”, explicó. El proyecto cuenta con el patrocinio de las Naciones Unidas.

“En EEUU sentimos que en los últimos 30 años se han violado nuestros derechos electorales”, señaló Javier Rodríguez, activista, comunicador y uno de los presentes en la reunión. “Que tengamos que salir del país para sacar nuestra credencial es una aberración política”. La credencial electoral sólo puede conseguirse en México y sin ella, los migrantes no pueden votar desde el exterior.

Gladys Pinto, Presidenta de la Federación Yucateca dijo que los consulados no quieren emitir la credencial en los EEUU porque es un documento gratuito y en cambio la matrícula consular cuesta 28 dólares.

“Nunca la van a emitir en EEUU [ a la credencial electoral] porque prefieren ganar dinero”.

“Aunque sé de muchos mexicanos no tendrían problema en pagar, con tal de poder votar”, agregó Gloria Saucedo, Presidenta de Hermandad Mexicana. Saucedo también mencionó el problema de que “En este país, los consulados mexicanos son tibios, tienen miedo a meterse en problemas”.

La líder comunitaria dio el ejemplo de los centros de detención en Tucson, Arizona. “Los consulados no quieren problemas y no hacen nada por los detenidos, sólo les dicen que se declaren culpables”, señaló.

Otro tema recurrente entre los presentes fue el sentimiento general de que algunos mexicanos no quieren que aquellos que viven en el exterior puedan votar.

“A los migrantes nos tratan como a ciudadanos de segunda”, indicó Pinto.

“Nos llaman Vende Patria, pero en realidad somos Recupera Patria, porque estamos viviendo en los territorios que nos quitaron”, señaló el fotógrafo Alfredo Eufracio.

Tacher escuchó los comentarios de los activistas y tomó nota de los temas que más preocupaban a la comunidad. Una vez recaudada la información, su organización redactará el informe final para presentar al gobierno mexicano.

Aquellos ciudadanos mexicanos que quieran ofrecer sus opiniones relacionadas al proceso electoral, pueden hacerlo enviando su comentario a : Daniel.tacher@iniciativaciudadana.org.mex