‘Rey de la Tortilla’ admite culpabilidad

Erasmo Ponce tendrá que pagar cientos de miles y cumplir tiempo en prisión.

‘Rey de la Tortilla’ admite culpabilidad
Erasmo Ponce, propietario de la Tortillería Chinantla, tendrá que pagar cientos de miles en compensación laboral y cumplir también 90 días en prisión.
Foto: ARCHIVO

NUEVA YORK – El conocido “Rey de la Tortilla”, Erasmo Ponce, se declaró culpable de cometer diversas violaciones laborales y deberá desembolsar una cuantiosa compensación, según lo impuso ayer un tribunal de Brooklyn.

El dueño de la Tortillería Chinantla deberá pagar $412,678 en compensaciones por concepto de salarios no pagados, haciendo un pago previo de $100,000. Las autoridades impusieron un tercer pago de $175,000 antes del 8 de enero de 2013, posteriormente los $137,678 restantes deberán pagarse en un plazo de seis meses.

Según la Fiscalía General, son 27 trabajadores los incluidos en la auditoría a los que se les violaron sus derechos laborales.

Además de la multa, Ponce deberá cumplir una sentencia de 90 días en prisión, que cumplirá los fines de semana, como parte de su libertad condicional. De no pagar la multa, el empresario podría perder este derecho. Las autoridades permitieron que la compañía continúe operando.

Rosario Ramírez, pareja de Juan Baten, un trabajador guatemalteco de 22 años que murió en 2011 al caer en una mezcladora de masa, dijo con voz quebrada que finalmente el padre de su hija descansará en paz.

“La justicia es nuestro consuelo”, comentó la joven madre. “La muerte de Juan no quedó impune y en mi corazón ahora hay paz”, agregó.

En marzo pasado, el “Rey de la Tortilla” fue arrestado por pagar salarios menores a los que exige la ley, falsificar documentos, violar las leyes de indemnización y de seguro de desempleo, de acuerdo con una denuncia presentada ante el Tribunal Penal de Brooklyn por la Fiscalía General.

Para entonces, Ponce enfrentó cargos por 26 delitos mayores y 23 delitos menores. Inicialmente, Ponce se declaró no culpable en referencia a estos cargos, a través de su defensa.

De acuerdo con la Fiscalía General, el empresario mexicano cometió intencionalmente diversas violaciones en los años 2008, 2009 y 2010.

Ponce falsificó documentos para evitar el pago al Fondo Estatal de Seguro de Desempleo, omitiendo nombres de varios de sus trabajadores en sus declaraciones. El empresario tampoco pagó salarios por jornadas mayores a 40 horas semanales, según las autoridades.

El Fiscal General Eric T. Schneiderman destacó que su oficina recurrirá al sometimiento criminal contra los empleadores que violan las leyes laborales cuando el caso lo amerite.