Exigen la reforma integral

Dirigentes comunitarios y funcionarios electos aplaudieron ayer en Nueva York la decisión del presidente Barack Obama de detener las deportaciones y revisar los casos de miles de jóvenes que vinieron al país a temprana edad para que puedan obtener un permiso de trabajo.
Exigen la reforma integral
Un grupo de jóvenes de la organización Make The Road Nueva York en Queens celebra el anuncio del Presidente Barack Obama de permitirles estar legalmente en el país.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

Nueva York – Dirigentes comunitarios y funcionarios electos aplaudieron ayer en Nueva York la decisión del presidente Barack Obama de detener las deportaciones y revisar los casos de miles de jóvenes que vinieron al país a temprana edad para que puedan obtener un permiso de trabajo, al tiempo que conminaron a aprobar una reforma integral, que resuelva la situación de todas las personas que no cuentan con documentos legales.

Durante una conferencia de prensa realizada frente a las instalaciones de la Northern Manhattan Coalition for immigrant Rights, el senador por Nueva York, Adriano Espaillat aplaudió la decisión del presidente Obama, al tiempo que exhortó a los miembros del congreso para que resuelva la situación de millones de personas que viven sin documentos.

“Pensamos que es el primer paso en la dirección correcta. Sin embargo, creemos que el congreso debería hacer un mejor trabajo en la búsqueda de una solución de fondo”, dijo Espaillat.

Agregó que existe consenso entre los empresarios y las organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes en el sentido de aprobar una reforma que legalice a millones de personas que viven en la oscuridad.

Por su parte, Ydanis Rodríguez, concejal por el distrito 10 de Manhattan, coincidió en la propuesta anunciada por el presidente Obama. “Sin embargo, creo que todavía no podemos cantar victoria, pues no hay nada claro y falta mucho camino por seguir”, dijo.

Entre los asistentes a la conferencia, se encontraban algunas personas que se preparan para realizar su examen de ciudadanía. Ellos coincidieron en la necesidad de apoyar a los inmigrantes indocumentados.

“La verdad que aunque yo ya voy a ser ciudadana, yo no le deseo a la gente que viva 13 años indocumentada, porque es un sufrimiento, pues uno vive en el país con el miedo de que en algún momento te van a deportar”, dijo Marina Delgado.