Hora cero para leyes pro-‘Dreamers’

Activistas luchan para que Albany apruebe el fondo de ayuda financiera 2012-13
Hora cero para leyes pro-‘Dreamers’
Jóvenes indocumentados están luchando por la aprobación del NY Dream Act y del Dream Fund.
Foto: AP / Archivo

Nueva York – La euforia del viernes por el anuncio del presidente Barack Obama a favor de jóvenes indocumentados ha recargado las energías de grupos inmigrantes en Nueva York que buscan la aprobación de los proyectos de ley NY Dream Act y del Dream Fund, que darían acceso a ayuda financiera a universitarios indocumentados.

Las horas se agotan para que estas dos leyes sean aprobadas antes del cierre de la sesión legislativa al final de junio.

La directora de la Coalición de Inmigrantes de Nueva York (NYIC, por sus siglas en inglés), Chung-Wha Hong, emitió un comunicado ayer pidiéndole al gobernador Andrew Cuomo, al presidente de la Asamblea Sheldon Silver y al líder del Senado Dean Skelos que aprueben las propuestas. “Tienen tres días hasta el cierre de la sesión legislativa para aprovechar el impulso creado en el ámbito federal”, escribió Hong.

Como Hong, el presidente de la Federación Hispana, José Calderón, piensa que el momento es irrepetible y pone en Cuomo todo el peso de una decisión histórica. “Es urgente que el gobernador Cuomo mantenga a Nueva York a la vanguardia del progreso económico y equitativo”, expresó por escrito.

Cuomo y Skelos se mantienen herméticos, a pesar de múltiples llamadas y correos electrónicos pidiendo su opinión sobre este tema. Sólo Silver, quien impulsó el Dream Fund en la Asamblea pero no se ha manifestado por la NY Dream Act, aplaudió públicamente el anuncio de Washington del viernes pasado: “Al sacar a estos jóvenes de la sombra de la deportación, el Presidente ha mostrado un verdadero liderazgo”.

Hasta ahora, sólo el Dream Fund del asambleísta de Queens, Francisco Moya, –un fondo que atraería donaciones privadas para ayudar a estos jóvenes– ha pasado la prueba en la Asamblea, pero no ha sido discutido en el Senado.

Moya y los miembros del caucus afroamericano, hispano, puertorriqueño y asiático presionaron ayer al Senado en una rueda de prensa, alegando que el Fondo ayudaría a más jóvenes a lograr el sueño americano de una educación superior, sin costo adicional para el Estado.

Aunque debido al tiempo la aprobación de una ley podría reducir las posibilidades de la otra, activistas de Se Hace Camino NY y la NYIC están presionando para que al menos una de las propuestas pase.

“Estas dos leyes se complementan. La Dream Act ayudaría a quienes tienen un promedio superior a 80, por eso el fondo es importante para que otros también puedan ganar esa ayuda”, dijo Natalia Aristizabal de Se Hace Camino NY, quien este martes se reunió con legisladores para impulsar ambas propuestas.

La NY Dream Act, del senador Bill Perkins y el asambleísta Guillermo Linares, no ha logrado el consenso para ser discutida en la Asamblea.