Romney cambia el tono sin decir mucho; Obama responde

El virtual nominado presidencial republicano, Mitt Romney no especificó ante la conferencia anual de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO) si revocará el alivio temporal de la administración Obama que protege a ciertos Soñadores de la deportación. Se limitó a decir que de ser electo presentará su propia solución a largo plazo que reemplazará y superará la medida temporal del presidente, aunque no aclaró en qué consiste esa solución a largo plazo.

Apartándose de sus posturas de mano dura de las primarias, Romney también presentó lo que catalogó como su plan migratorio nacional afirmando que “la reforma migratoria no es sólo un imperativo moral sino económico”, en tanto criticó al presidente Barack Obama por no priorizar la reforma migratoria que prometió en la campaña del 2008 y por anunciar el alivio temporal a los Soñadores tratando de garantizar el voto de los latinos.

Obviamente, no hubo mención del papel republicano en bloquear la reforma y el DREAM Act aunque Romney afirmó que trabajará “con el Congreso para buscar soluciones a largo plazo”.

Romney cambió el tono de las posturas primaristas que lo han colocado en desventaja ante Obama en la preferencia del voto latino, entre esas, su promesa de vetar el DREAM Act en su forma actual y promover la autodeportación como solución al dilema migratorio que enfrenta Estados Unidos.

Intentó así caminar entre dos aguas para no generar descontento entre la base más conservadora del Partido Republicano que apoya sus posturas primaristas y para tratar de granjearse el apoyo de los votantes hispanos que necesita para ser competitivo ante Obama sobre todo en estados clave como Florida, Nuevo México, Nevada y Colorado, entre otros.

Del discurso no quedó claro cuál es la solución a largo plazo para los Soñadores que propondrá. Tampoco queda claro cómo logrará que su propio Partido Republicano apoye medidas que han bloqueado por los pasados años.

Entre tanto, Obama llegó a NALEO el viernes sin la reforma que había prometido durante su campaña en 2008, pero con su alivio temporal de la deportación a los Soñadores, una lista de logros y el argumento de que no ha logrado más, no sólo en inmigración sino en otros asuntos, por la negativa de los republicanos en el Congreso a colaborar.

Si hay falta de entusiasmo por la falta de reforma migratoria, por el récord de deportaciones de esta administración, y por las altas tasas de desempleo entre los latinos, no se hizo evidente en la calurosa recepción que los más de 1,000 funcionarios electos de ambos partidos dieron al presidente en su discurso en un estado, Florida, que será clave en las elecciones de noviembre y que se espera que contenga, particularmente en la región central del corredor I-4, uno de los votos latinos más oscilantes de la nación.

Obama defendió vigorosamente su decisión de amparar de la deportación de manera temporal a los Soñadores y respondiendo a las declaraciones de Mitt Romney recordando que el aspirante republicano previamente prometió vetar el DREAM Act en su forma actual.

Por tratarse de una solución temporal , continuó Obama, el Congreso debe actuar, pero recordó que los republicanos han bloqueado los intentos legislativos de avanzar la medida.

Aún los coautores republicanos de la medida le han dado la espalda al proyecto de ley DREAM Act que se aprobó en la Cámara Baja en 2010 sin apoyo republicano, pero fue frenado en el Senado con la oposición en bloque de 36 republicanos.

A quienes quieren una solución bipartidista, Obama les dijo: “mi puerta ha estado abierta por los pasados tres años y medio…saben donde encontrarme”, y afirmó que si le envían el DREAM Act lo firma inmediatamente. Horas antes el senador republicano de Florida, Marco Rubio, se quejó de que se aprestaba a presentar una solución legislativa a largo plazo cuando Obama decidió hacer el anuncio administrativo.

La campaña del republicano Romney no quita el dedo del renglón: el viernes anunció la adición de equipos de liderazgo de “Juntos con Romney” en 15 estados.