Día a día, cuida tu prestigo de crédito

Tu historial representa un recuento de esos méritos o deméritos que has tenido en el pasado.

Tu prestigio de crédito se va elaborando día a día, con cada cheque que firmas o cada pago que haces, o no haces. Cada vez que haces un pago a una tarjeta de crédito, o se te olvida hacerlo, esa tarjeta le envía un mensaje a las tres agencias principales de crédito en Estados Unidos: TransUnion, Experian y Equifax. Hoy día, una de ellas, Equifax, es la única de las tres que te puede proporcionar en español tu informe y puntaje de crédito.

A medida que pasa el tiempo, vas acumulando puntos por cada pago a tiempo y perdiendo puntos por cualquier tardanza en tus pagos o por deudas que has ignorado por completo. El gobierno de Estados Unidos le ha requerido a esas agencias que te proporcionen un reporte de crédito gratis una vez al año. Sin embargo, muchas personas no lo solicitan o no lo entienden una vez que lo reciben.

Si solicitas tu reporte usando un número de seguro social, puedes verlo en tu pantalla por el Internet en el sitio www.annualcreditreport.com. Si tienes un número ITIN que es el que usas para hacer tus impuestos, puedes solicitar tu reporte gratis por correo. La dirección de los tres burós está en el mismo sitio de Internet.

Tu historial de crédito representa un recuento de esos méritos o deméritos que has tenido en el pasado, y mientras más recientes hayan ocurrido, más te afectan en tu puntaje. La razón por la que conviene tener un historial y un historial con buenas noticias, es porque si solicitas un préstamo de auto, una hipoteca, un empleo, o un seguro de auto, tu la calificación y los comentarios que aparezcan en tu historial pueden afectar la decisión de que se te dé el préstamo, qué interes vas a tener que pagar por él, y hasta si consigues o no ese empleo que buscas o esa póliza de seguro de auto con primas razonables.

Ese historial debe contener toda la información correcta sobre tus costumbres de pago. Si has pagado a tiempo cada mes, si no debes más de la cuenta y si no hay bancarrotas o cuentas sin saldar, debes tener un buen puntaje y muy buenos comentarios en tu historial.

Pero si has estado tarde en tus pagos o tienes cuentas que permanecen sin pagar, la única solución es el llegar a un acuerdo con las compañías a quien le debes o simplemente darle tiempo al tiempo para que el efecto negativo en tu historial se diluya poco a poco.Por ley, tú tienes el derecho de pedir una explicación de cualquier comentario negativo.