Obama va por el rescate automotriz

Inició ayer una gira de dos días en autobús por Ohio y Pensilvania en la que promoverá sus políticas económicas.

Obama va por el rescate automotriz
El presidente Barack Obama tuvo que soportar el inclemente calor durante su gira en Ohio.
Foto: AP

TOLEDO, Ohio/AP – El presidente Barack Obama inició ayer una gira de dos días en autobús por Ohio y Pensilvania en la que promoverá sus políticas económicas y su decisión de rescatar a la industria automovilística.

Además, el mandatario aprovechará para cuestionar los antecedentes empresariales del candidato presidencial republicano Mitt Romney.

En la gira de 402 kilómetros (250 millas) visitará varias comunidades del norte de Ohio en las que recibió un fuerte apoyo en las elecciones presidenciales del 2008. El viaje le llevará además al occidente de Pensilvania, incluyendo una escala en Pittsburgh.

Obama ganó hace cuatro años Ohio y Pensilvania, pero Romney y los republicanos están haciendo muchos esfuerzos por ganar ambos estados.

Después de que el avión presidencial aterrizó en Toledo, Obama subió a un autobús negro aprobado por el Servicio Secreto y su caravana se encaminó rumbo a su primera parada en Maumee.

La campaña de Obama lanzó una nueva estrategia de anuncios que cuestionan el compromiso de Romney a mantener empleos en Estados Unidos, al tiempo que resalta la decisión del presidente de rescatar a los fabricantes de autos, una industria importante en Ohio.

El mandatario hará campaña en los dos estados justo mientras las autoridades difunden la evaluación mensual más reciente de la creación de empleos en la nación. Cada estado tenía una tasa de desempleo del 7.3% en mayo, por debajo de la media nacional del 8.2%.

Cuando faltan cuatro meses para las elecciones, los sondeos muestran a Obama ligeramente adelante de Romney a nivel nacional y en varios estados que son clave en la búsqueda de los 270 votos electorales necesarios para ganar las elecciones del 6 de noviembre.

Con la gira, el presidente inicia una nueva fase “al menudeo” de su campaña por la reelección antes de la Convención Nacional Demócrata de septiembre en Charlotte, Carolina del Norte.

Por considerar que hay mucho en juego, Obama renunció a sus vacaciones de verano tradicionales en Martha’s Vineyard, Massachusetts, para centrarse en la campaña.

Romney, en cambio, pasará toda la semana descansando con su familia en su finca en Wolfeboro, Nueva Hampshire, donde se le ha visto llevar a sus nietos a comprar helados, hacer esquí acuático con su esposa y jugar voleibol con sus cinco hijos.