Sin cambios, el desempleo entre hispanos

El índice de desempleo entre los hispanos se mantuvo en junio en el 11%, casi tres puntos porcentuales por encima de la tasa nacional, según informó ayer el Departamento de Trabajo.

Sin cambios, el desempleo entre hispanos
El pequeño Nathan Maxwell Johnson, de nueve meses, se muestra sorprendido mientras es sostenido por el presidente Barack Obama en una escuela de Ohio.
Foto: AP

Washington/EFE – El índice de desempleo entre los hispanos se mantuvo en junio en el 11%, casi tres puntos porcentuales por encima de la tasa nacional, según informó ayer el Departamento de Trabajo.

Según los datos del Gobierno, la cifra de hispanos desempleados subió desde 2.7 millones en mayo hasta 2.703 millones en junio. El elevado nivel de desempleo en esta minoría, la más numerosa del país, refleja el impacto devastador que tuvo sobre la construcción el colapso del negocio inmobiliario desde 2008.

En junio el sector de la construcción tuvo una ganancia neta de apenas 2,000 empleos, entre los 84,000 que añadió toda la economía.

Por su parte, el presidente Barack Obama afirmó ayer que la ganancia neta de 84,000 empleos en el sector privado en junio es “un paso en la dirección correcta”, pero sostuvo que no es suficiente para estar “satisfechos” porque es necesario que la economía “crezca más rápido”.

La creación de empleo en el sector privado en junio “es un paso en la dirección correcta, pero no podemos estar satisfechos”, dijo Obama durante un mitin en un colegio de la ciudad de Poland (Ohio), donde destacó la necesidad de que la economía “crezca más rápido para poner a más ciudadanos de nuevo a trabajar”.

El índice de desempleo en Estados Unidos se mantuvo en el 8.2 % en junio, un dato que, cuando faltan exactamente cuatro meses para las elecciones presidenciales, aumenta la presión sobre Obama, que aspira a la reelección.

El colegio Dobbins de Poland fue la última parada en Ohio para Obama, que culmina ayer una gira de dos días en autobús por ese estado y por Pensilvania, ambos decisivos para ganar las elecciones del 6 de noviembre.

Horas después de que se conociera el dato de desempleo de junio, Obama destacó que el sector privado ha creado 4.4 millones de empleos en los últimos 28 meses, pero apuntó que su objetivo no es volver a la situación económica anterior a la crisis de 2008, sino “restaurar la seguridad de la clase media”.

La ganancia de 84,000 empleos en el sector privado en junio es muy inferior a lo que esperaban los analistas y a eso se añade que en los últimos 28 meses el sector gubernamental ha perdido casi 600,000 empleos y continúa perdiéndolos.

La evolución de la economía será decisiva para inclinar la balanza en noviembre del lado de Obama o de su rival republicano, Mitt Romney, quien ayer subrayó que el desempleo sigue en niveles “inaceptables” e indicó que para crear puestos de trabajo es necesario, entre otras medidas, aumentar el comercio con Latinoamérica.

Durante su mitin en el colegio Dobbins, Obama reiteró a los votantes que esta vez no se trata de elegir “entre dos candidatos o entre dos partidos, sino entre dos visiones muy diferentes de país”.

“Necesitamos a alguien que peleará por el crecimiento de la clase media”, enfatizó el mandatario.

Fue un mitin en el que Obama repasó la historia de su familia como ejemplo de que “trabajar duro” es la clave para cumplir el “sueño americano” y también contó anécdotas de su infancia.

Además, el presidente reivindicó como logros de su mandato su reforma sanitaria, avalada la semana pasada por el Tribunal Supremo, el rescate a la industria del automóvil en 2009, el fin de la guerra en Irak y la muerte de Osama Bin Laden.