222 millones de mujeres en el mundo carecen de acceso a métodos anticonceptivos

Debido a lo anterior, la Organización Mundial de la Salud (OMS) prestará apoyo a los países en desarrollo para que impulsen iniciativas de planificación familiar
222 millones de mujeres en el mundo carecen de acceso a métodos anticonceptivos
La OMS se comprometió a “acelerar su evaluación de los anticonceptivos de calidad ya existentes o nuevos, a fin de aumentar el número de mujeres de los países de ingresos bajos y medios que puedan adquirir y utilizar una gama más amplia de productos anticonceptivos eficaces y seguros”, según un comunicado distribuido por la agencia de las Naciones Unidas.
Foto: Archivo

GINEBRA – La Organización Mundial de la Salud (OMS) prestará apoyo a los países en desarrollo para que integren los servicios de planificación familiar en la atención sanitaria básica y lograr así que en 2020 unos 120 millones de mujeres dispongan de anticonceptivos “sin coacciones ni discriminaciones”.

Así lo anunció la directora general del organismo, Margaret Chan, en la Cumbre de Planificación Familiar que hoy se celebró en Londres.

La OMS se comprometió a “acelerar su evaluación de los anticonceptivos de calidad ya existentes o nuevos, a fin de aumentar el número de mujeres de los países de ingresos bajos y medios que puedan adquirir y utilizar una gama más amplia de productos anticonceptivos eficaces y seguros”, según un comunicado distribuido por la agencia de las Naciones Unidas.

La OMS quiere determinar las causas de que todavía haya tantas mujeres que no pueden acceder a la anticoncepción cuando la necesitan.

“El acceso a la anticoncepción moderna es un derecho fundamental de todas las mujeres”, dijo Chan en la cumbre.

“Este derecho se acompaña de una necesidad de respetar la dignidad de la mujer, proporcionándole una serie de opciones de planificación familiar y libertad de elección”, agregó.

El objetivo de la cumbre fue obtener los compromisos políticos, financieros y de prestación de servicios para garantizar que 120 millones más de mujeres y niñas de los países más pobres dispongan en 2020 de información, servicios y productos anticonceptivos “sin coacciones ni discriminaciones”.

Para lograr dicho objetivo, la OMS reforzará la precalificación de productos asequibles y seguros y potenciará la investigación sobre la eficacia y la seguridad de los anticonceptivos existentes, así como el desarrollo de nuevos productos.

Asimismo, la OMS pretende lograr la disponibilidad y aceptabilidad de métodos de planificación familiar de larga duración o permanentes, como los dispositivos intrauterinos, los implantes anticonceptivos, la vasectomía o la esterilización femenina.

La organización insistirá en que los gobiernos pongan a disposición del sistema la cantidad necesaria de personal sanitario cualificado, capacitado, y autorizado para prestar servicios de planificación familiar.

Otro aspecto crucial destacado por la OMS es “la necesidad de eliminar las restricciones sociales y no médicas al suministro de anticonceptivos a los adolescentes con el fin de contribuir a reducir los embarazos precoces y los riesgos que conllevan para la salud”.

Se calcula que en los países en desarrollo hay 222 millones de mujeres y niñas que no quieren quedarse embarazadas pero carecen de acceso a los anticonceptivos y a la información y servicios conexos.

La OMS calcula que las muertes maternas se podrían reducir en una tercera parte si todas las mujeres que desean evitar embarazos futuros tuvieran acceso a una anticoncepción eficaz.