Capriles feliz con mensaje a militares

Poco a poco se acercan las elecciones presidenciales del 7 de octubre.

Capriles feliz con mensaje a militares
El oficialismo y la oposición venezolana continúan intensamente sus campañas con miras a las elecciones presidenciales del 7 de octubre.
Foto: efe

CARACAS/EFE – El candidato opositor a la Presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, aseguró ayer que un mensaje que dirigió a la Fuerza Armada cayó “muy bien” e indicó que las “amenazas” del “otro candidato”, en alusión al gobernante del país, Hugo Chávez, no le quitan “energía”.

“La información que tengo dentro del seno de nuestra Fuerza Armada es que el mensaje cayó y muy bien y es un mensaje que invita (…) a nuestra Fuerza Armada a incorporarse al desarrollo de nuestra Venezuela”, apuntó Capriles durante un recorrido por el estado Falcón (noroeste).

Capriles aludió así a una alocución que dedicó el pasado jueves a los militares dentro del espacio televisivo de propaganda de tres minutos a los que tiene derecho como candidato cada día y que además circula en youtube y redes sociales, después de que denunciara que hubo “órdenes” para que no se pudiera ver en los cuarteles.

Adicional al mensaje de Capriles, su comando de campaña difundió una comunicación atribuida al Ministerio de Defensa en la que se prohíbe, de manera “expresa y absoluta”, que los militares y los civiles que trabajan en dependencias castrenses sigan “cualquier programación televisiva” en la que aparezca el candidato opositor.

Chávez negó que diera una orden a los militares para que se abstuvieran de ver y escuchar a su principal contendiente y denunció como “falso” y “forjado” el documento que circuló con la supuesta prohibición.

Durante una entrevista con un canal regional, el gobernante mostró este viernes el documento “falsificado” del Ministerio de Defensa y, posteriormente, exhibió ante las cámaras un comunicado que calificó como verdadero.

Al encabezar hoy un acto militar en Caracas, transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión, Chávez se refirió nuevamente al tema, e indicó que “se presume que es un delito”, aunque apuntó que “no es nuevo” que “laboratorios de guerra sucia de la burguesía” forjen documentos.