Se agrava la situación de edificios en Sunset Park

La rotura de una tubería de aguas negras, un nuevo apagón y la evidencia de una peste de chinches y pulgas sembró el terror en quienes habitan los 51 apartamentos.
Se agrava la situación de edificios en Sunset Park
Inquilinos de tres edificios de la calle 46 de Sunset Park, Brooklyn, continúan su lucha contra un casero negligente, que los tiene viviendo entre chinches y pulgas.
Foto: Carolina Ledezma / EDLP

Brooklyn – La semana parecía comenzar bien para los vecinos de tres edificios de la calle 46 de Sunset Park, tras su lucha de años contra su casero negligente.

El Departamento de Vivienda (HPD) informó a la concejal Sara González, quien gestionó la inspección oficial de los condominios la semana pasada, que el propietario reparará de inmediato las fallas de mantenimiento en los bloques 545, 553 y 557.

Sin embargo, ayer la rotura de una tubería de aguas negras, un nuevo apagón y la evidencia de una peste de chinches y pulgas sembró el terror en quienes habitan los 51 apartamentos.

El mal olor que invade las residencias es “similar al de un baño que nunca se ha limpiado”, dijo la hondureña Sara López, de 64 años.

Al parecer el origen de la pestilencia es una tubería rota que pasa por el sótano de su edificio. “Estuvimos en la calle hasta las 3 a.m. porque no teníamos luz ni aguantábamos el olor”, detalló López, a quien en medio de la crisis la tensión se le disparó y fue trasladada a un hospital cercano.

Ante las múltiples quejas de los residentes, inspectores del Departamento de Vivienda visitaron las residencias el 11 de julio, pero el conserje del edificio les negó la entrada al sótano. En este espacio están las cajas eléctricas y el cableado que los bomberos declararon de alto riesgo en chequeos anteriores. De acuerdo con los vecinos, allí también se acumula basura ilegalmente.

A pesar de ello, los funcionarios del HPD hallaron 10 violaciones, de las cuales cuatro podrían acarrear “penalidades substanciales”, según notificaron por email a la concejal. Entre las irregularidades destacan detección de cableado deficiente y acometida de trabajos eléctricos sin licencia ni permiso.

El propietario Orazio Petito contrató a la empresa Sure Electric para hacer las reparaciones, la cual está tramitando los permisos para iniciar obras esta semana, según consta en la misiva del HPD. El empresario –quien está en la lista de peores caseros de la ciudad del defensor del pueblo, Bill de Blasio– no se pronunció sobre el caso.