Alertan a ‘dreamers’ sobre pillos

Lanzan plan para proteger a estudiantes contra falsas promesas de inescrupulosos
Alertan a ‘dreamers’ sobre pillos
Una campaña multilingüe intentará que los jóvenes soñadores del DREAM Act no caigan en las redes de estafadores.
Foto: ARCHIVO

NUEVA YORK – La Secretaría de Estado de Nueva York lanza hoy un programa para proteger de los estafadores a los jóvenes indocumentados que busquen legalizar su situación a través de la medida federal recientemente anunciada por el presidente Obama.

Las autoridades federales y estatales esperan que con este cambio legislativo -que entra en vigor el 15 de agosto- aumente el número de estafadores que realicen falsas promesas a inmigrantes de ayudarles con el proceso para luego quedarse con su dinero.

“Tenemos que asegurarnos que nadie se aproveche de estos jóvenes mientras buscan salir de las sombras para contribuir a nuestra sociedad”, declaró César Perales, Secretario de Estado de Nueva York. “Hemos desarrollado un plan para que la juventud inmigrante neoyorquina pueda beneficiarse de este cambio positivo, a la vez que les proteja del fraude y creemos que el resto de estados debería hacer lo mismo”.

El programa, además de la persecución a los estafadores, incluirá la organización de eventos en varios idiomas, incluido el español, con equipos de abogados expertos en inmigración que asesorarán de manera gratuita a aquellos que quieran beneficiarse de la nueva legislación.

“Muchos miembros del Colegio de Abogados de Nueva York se han acercado ya a nosotros para ofrecer su colaboración desinteresada”, aseguró Perales.

Se iniciará, asimismo, una gran campaña multilingüe en las redes sociales y en los medios de comunicación para que los neoyorquinos tengan información actualizada sobre la medida federal, y también se educará a los profesores, consejeros y líderes de las escuelas para que ellos mismos puedan asesorar a los alumnos elegibles sobre el proceso.

Para beneficiarse del cambio legislativo sobre inmigración, se deben cumplir ciertos requisitos como haber llegado al país antes de los 16 años, haberse graduado en una escuela del país, no tener historial delictivo grave y no ser mayor de 30 años.

Se calcula que alrededor de 800,000 jóvenes inmigrantes son elegibles en Estados Unidos y entre 40,000 y 80,000 en el estado de Nueva York.