En corte agresoras de hombre en tren

Las siete supuestas pandilleras que el 29 de julio apuñalaron a un usuario del tren subterráneo acudieron ayer a la corte criminal de Manhattan

Manhattan.- Las siete supuestas pandilleras que el 29 de julio apuñalaron a un usuario del tren subterráneo acudieron ayer a la corte criminal de Manhattan, excepto dos menores a las que la fiscalía no presentó cargos.

Las jóvenes entre los 17 y 19 años viajaban en un tren de la línea 6 cuando entre las estaciones de las calles 23 y 28 gritaron, insultaron, amenazaron, atacaron y una de ellas apuñaló en el hombro a un hombre de unos 60 años que les pidió que se calmaran.

Según la declaración de un testigo, incluida en la acusación, las mujeres rodearon al hombre y el testigo nada pudo hacer por protegerle.

La acusación formal está a la espera de la decisión del gran jurado investigador sobre los cargos de intento de agresión en primer y segundo grado para la líder del grupo y quien llevó a cabo el apuñalamiento: Starmeik Driggins, de 19 años. Las otras cuatro Sheila Figueroa, de 18, Michelle Rodríguez, de 19, Martha Bermúdez, de 17 y Sha-steva Burdos, de 17 están acusadas de intento de agresión en tercer grado y conducta desordenada. Todas enfrentan el cargo común de alboroto y amotinamiento.

El juez Ted Tisch fijó la próxima vista del caso de Driggins, considerado delito mayor, para el 15 de octubre. La juez Jennifer Schecter puso para el 29 de agosto la vista de las otras cuatro acusadas por sus delitos menores.

La abogada de Driggins, Ikiesha Al-Shabazz, una ex asistente de fiscal, dijo al salir de corte que su clienta no tiene historial criminal y es una buena estudiante y artista que aspira a ir a la universidad y hacer Bellas Artes.

Shabazz ex asistente del fiscal de Manhattan fue contratada por la familia de Driggins a cuya madre conoce bien porque según dijo: “crecí con ella y conozco bien a su hija, sé que es una buena chica”.