Descubren red de pornografía infantil

La red tenía integrantes en diversos campos laborales: un titiritero infantil en Florida, un gerente de hotel en Massachusetts, un técnico de emergencias médicas en Kansas y un asistente de guardería infantil en Holanda.

Descubren red de pornografía infantil
Robert Diduca (izq.), casado y con hijos, y Robert Mikelsons, forman parte de los 43 sujetos arrestados por pornografía infantil en varias partes del mundo.
Foto: AP

BOSTON/AP – Las autoridades estadounidenses han identificado por lo menos 140 víctimas de una monstruosa banda de pornografía infantil en siete países de dos continentes, México incluido, y advirtieron que puede haber mucho más en los cientos de miles de imágenes que descubrieron en las computadoras de los sospechosos.

En total, 43 personas, todos hombres, han sido detenidos en los dos últimos años.

La red tenía integrantes en diversos campos laborales: un titiritero infantil en Florida, un gerente de hotel en Massachusetts, un técnico de emergencias médicas en Kansas y un asistente de guardería infantil en Holanda.

La red de pornografía infantil empezó a ser desentrañada por un conejito de peluche visto en la fotografía de un bebé angustiado y medio desnudo de año y medio de edad. Esta fue la pista para rastrear esmeradamente y hallar a un maníaco sexual en Amsterdam.

A partir de entonces, la Policía hizo una detención tras otra de hombres acusados de pederastia, intercambiar fotografías explícitas de agresiones e incluso conversar en línea sobre secuestrar, cocinar y comer niños.

La Policía también investiga si los hombres que hablaron de homicidios y canibalismo incurrieron de verdad en esos delitos o sólo intercambiaban fantasías perversas.

La investigación, que sigue ampliándose, recibió el nombre codificado de Holitna, en aras de un río en Alaska que tiene muchas afluentes.

“Son lo peor de lo peor”, recalcó el agente Bruce Foucart, encargado de la unidad en Boston de Investigaciones en Seguridad Interna del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés). “Esto no es nada más un niño que esté desnudo y que alguien le toma fotografía. Es un niño que está siendo violado por un adulto, lo cual es horrible”.

El caso comenzó a desenmarañarse cuando Robert Diduca, gerente de un hotel Sheraton en Milford, Massachusetts, envió la fotografía de un niño holandés a un agente federal encubierto en Boston. Diduca, casado y con dos hijos, usaba el apodo de “Babytodd”. En el envío, creyó que lo hacía a otro hombre que deseaba contacto sexual con bebés e infantes pequeños.

Los agentes le retransmitieron la fotografía a la Policia internacional Interpol y a varios países.

Una policía danesa reconoció el conejito como Miffy, un personaje de una serie de libros infantiles en Holanda. También le siguió el rastro al suéter naranja del niño hasta una tiendita de Amsterdam que había vendido sólo otros 20 similares.

La imagen fue transmitida por la televisión y en cosa de minutos varios amigos y parientes se comunicaron con la madre del niño.

Robert Mikelsons, trabajador de una guardería infantil de 27 años y quien fue contratado para cuidar al niño, fue detenido. En su computadora había miles y miles de niños que eran víctimas de abusos y violación, incluido el bebé que tenía el conejito de peluche.

Las fotografías y los sitios de conversación en línea que fueron hallados en computadoras de Diduca y Mikelsons permitieron encontrar a tres decenas de otros sospechosos en siete países, como México, Canadá, Gran Bretaña, Alemania y Suecia. La víctima de más edad en Holanda tenía cuatro años y el de menor edad sólo 19 días.

Se prevén más arrestos.