Día de gloria vive el atletismo dominicano

Día de gloria vive el atletismo dominicano
Félix Sánchez celebra emocionado con su medalla de oro de los 400 metros con vallas, la segunda que logra en los olímpicos.
Foto: efe

Londres/ap – Félix Sánchez hizo honor a su apodo. El dominicano demostró que es un hombre de hierro capaz de desafiar al tiempo.

Ocho años después de darle a República Dominicana el primer oro olímpico en su historia, el eterno “Súper Sánchez” se impuso ayer en los 400 metros con vallas en los Juegos de Londres con tiempo de 47.63 segundos.

“Nadie se espera esto”, dijo Sánchez. “Mucha gente decía que debía retirarme, pero perseveré. Ahora mismo deben estar celebrando en la República Dominicana”.

A 24 días de cumplir 35 años, Sánchez se convirtió en el atleta de mayor edad que gana un oro olímpico en cualquier carrera de velocidad.

“Ojalá yo pueda correr así de rápido cuando tenga 35 años”, dijo Michael Tinsley, el estadounidense que se llevó la medalla de plata.

Llamativamente, el tiempo de Sánchez ayer fue idéntico al que cronometró cuando en Atenas 2004 coronó su primera conquista olímpica.

“Ver a Félix Sánchez, eso es un ejemplo de perseverancia”, expresó el puertorriqueño Javier Culson, quien se llevó el bronce con tiempo de 48.10.

Sánchez sacó la lengua al cruzar la meta y pegó un grito ensordecedor. Se ahincó en la pista del Estadio Olímpico, sacó una foto de su abuela Lilian Peña que llevaba guardada en el uniforme, la plantó en la superficie, le dio un beso y se la guardó.

Peña, quien crió a Sánchez en San Diego, falleció un día ante de la primera carrera de Sánchez en los Juegos de Beijing, donde fue eliminado en las preliminares.

En la ceremonia de premiación, el dominicano fue un mar de lágrimas, desbordado por la emoción.

Tinsley se llevó la medalla de plata con 47.91.

Culson, segundo en los últimos dos mundiales e invicto esta temporada en la Liga Diamante, no pudo con la carga de conseguir el primer título de Puerto Rico en unos Juegos Olímpicos.

Londres son los cuartos y últimos Juegos para Sánchez, quien participó por primera vez en Sydney 2000, donde no superó las semifinales.

Entre 2001 y 2004, Sánchez llegó a encadenar 43 victorias consecutivas, coronándose campeón del mundo en 2001 y 2003.

Inspirado por el oro conseguido 45 minutos antes por su veterano compatriota Félix Sánchez, el juvenil Luguelín Santos le regaló a República Dominicana la medalla de plata en los 400 metros planos de los Juegos Olímpicos.

“Me dio más fuerzas y (también) escuchar mi himno”, expresó Santos, quien a sus 18 años debutó en el podio en su primera olimpiada.

Santos quedó segundo detrás de otro juvenil, el granadino Kirani James, de 19.

Ambos habían dejado servida la mesa para un duelo de adolescentes. James cerró fuertísimo y cruzó con 43.94 segundos, dejando de escolta a Santos que cronometró 44.46. El trinitario Lalonde Gordon ganó el bronce al pasar la meta con 44.52.

Fue una jornada memorable para la isla caribeña en Londres, que atrapó el oro y la plata en cuestión de 45 minutos gracias las magníficas actuaciones de un veterano de mil batallas y una joven promesa.

Santos, quien no podía controlar su risa de alegría y orgullo, dijo que ayer al salir de la villa olímpica Sánchez le pronosticó que el 2012 iba ser monumental para el deporte quisqueyano.