Protestan contra millonario Slim en NY (video)

Piden no comprar en tiendas Saks Fifth Avenue porque abusa de los pobres
Protestan contra millonario Slim en NY (video)
Líderes latinos elevaron su voz de protesta contra una cadena de tiendas.
Foto: Juan Matossian / EDLP

Nueva York – Líderes políticos latinos de Nueva York se unieron a los movimientos Occupy Wall Street y Yo Soy 132 para protestar contra las que consideran prácticas monopolísticas del multimillonario empresario mexicano Carlos Slim.

El senador estatal Adriano Espaillat, el presidente del Condado de El Bronx, Rubén Díaz Jr, y el concejal Ydanis Rodríguez, entre otros, apoyaron a “Dos países, una voz”, una coalición mexicano-estadounidense que denuncia que Slim, el hombre más rico del mundo según la revista Forbes, continúa construyendo su imperio de telecomunicaciones a costa de los pobres de México.

La coalición organiza a partir hoy una protesta que durará cuatro días frente a Saks de la Quinta Avenida de Manhattan, una exclusiva tienda de ropa de la que Slim tiene el 16% de los accionistas.

“Carlos Slim está tomando el modelo que creó en México, que fue construido a costa de los pobres, cobrando precios excesivamente altos y brindando servicios inadecuados a los países de América Latina y Europa”, expresó Juan José Gutiérrez, uno de los líderes de “Dos países, una voz”. “Hacemos un llamado al público de Estados Unidos a unirse a nuestros esfuerzos y dejar de comprar en Saks Fifth Avenue como una muestra de la oposición a la explotación de los pobres de México”, agregó.

Los opositores a Slim se quejan de que su compañía telefónica América Móvil y sus filiales controlan la mayor parte de las telecomunicaciones en México, lo que le permite fijar precios altos que no se puede permitir la población rural con bajos ingresos, por lo que muchas personas continúan sin celulares o internet.

“Slim es un vampiro financiero que saca la sangre a sus trabajadores”, dijo George Martínez, representante de Occupy. “No puede ser que se sirva de una institución neoyorquina como Saks y por eso llamamos al boicot”.

Llamadas a la cadena Saks no fueron respondidas.