Tiro directo: No al ‘narco’ en el futbol mexicano

Sigue a El Diario NY en Facebook

Considerando que el crimen organizado ha logrado alcanzar a algunos altos rangos del gobierno en México y que ha contaminado municipios enteros con sus ilícitas actividades no sería muy descabellado suponer la posibilidad de que también se ha metido en el futbol mexicano profesional.

El presidente de la Liga MX, Decio de María, negó recientemente que exista una investigación judicial por lavado de dinero en equipos del futbol mexicano luego de que surgió una información publicada en Colombia sobre dinero ilícito en los clubes del balompié azteca.

Pero en un país que se encuentra en una guerra contra el narcotráfico que parece no tener fin en un futuro cercano, donde funcionarios, policías, agentes federales y ejecutivos de todo tipo han sido sobornados o chantajeados por ‘narcos’, nadie puede garantizar que el futbol mexicano está limpio, ni el mismo De María.

El futbol en México es una parte esencial de la sociedad, se respira como el aire. Si hay algo que puede romper el hielo en plazas, taxis, el metro, mercados y cafés entre desconocidos es una plática sobre futbol. En mi reciente visita a México no hubo una sola persona con la que no hablé de futbol, cabe señalar que con ninguno estuve de acuerdo, pero nuestras conversaciones fueron interesantes y aunque fueron breves en cuestión de minutos surgió una confianza y amistad.

Pero cuando traté el tema del narcotráfico y la violencia con algunas de las personas que conocí sus expresiones de impotencia y frustración en sus rostros lo decían todo. Ya están hartos, no soportan más encabezados de muerte, corrupción y terror.

De María y los demás directivos del balompié azteca no pueden permitir que se contamine una de las pocas cosas que le sigue dando alegría a los mexicanos y si no pueden garantizar en estos momentos que el futbol profesional está limpio entonces más vale que revisen bien para que lo puedan hacer porque si el futbol también cae en las redes de los criminales ese podría ser un balazo fatal para la Liga MX.

Tiene que haber transparencia en los 18 clubes sin excepción alguna, sus aficionados lo merecen.