Negocian fin a conflicto indígena en Colombia

La actitud de los indígenas ha permitido avanzar sin contratiempos en el diálogo
Negocian fin a conflicto indígena en Colombia
El gobierno de Santos quiere llevar la fiesta en paz con los aborígenes.
Foto: efe

Bogotá – El Ejecutivo colombiano y los indígenas del suroeste del país abrieron ayer la primera mesa de negociaciones en Popayán, capital del departamento del Cauca, región de la que el pueblo de los nasas exige la salida de los actores armados.

La autonomía territorial, los territorios ancestrales, la reforma agraria y las concesiones mineras y energéticas son los asuntos que dominan estas primeras sesiones de trabajo, que se extenderán hasta hoy por la tarde, cuando se espera que se hagan públicas las eventuales conclusiones.

“Llegamos a estas negociaciones con la mejor disposición”, aseguró el portavoz del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), Vicente Otero, poco antes del inicio de las discusiones, que tienen como sede la Universidad Autónoma Indígena Intercultural, en el norte de Popayán.

En unas declaraciones previas, el ministro del Interior y portavoz del Gobierno ante los aborígenes, Federico Renjifo, dijo en Bogotá que espera que este proceso “siga adelante” para bien de las comunidades de la región.

La actitud de los indígenas ha permitido avanzar sin contratiempos en el diálogo, reconoció Renjifo, quien resaltó asimismo el acompañamiento que tiene por parte de delegados de la ONU y la OEA, varias dependencias del Estado y el superior de los jesuitas en Colombia, Francisco de Roux.

Los equipos negociadores están encabezados por el viceministro del Interior para la Participación e Igualdad de Derechos, Aníbal Fernández de Soto, y el consejero mayor del Cric, Jesús Chávez.

En esta primera mesa o comisión también tienen asiento una decena de delegados indígenas, entre ellos de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acín), así como representantes de los ministerios de Agricultura, Ambiente, Minas y Energía, y Justicia, además de la cartera del Interior.

Tierra y territorio es el nombre dado al comité con el que las partes abrieron sus negociaciones, cuya agenda fue consensuada el pasado 15 de agosto durante una visita a la región del presidente Juan Manuel Santos, que era esperado por unos 15,000 aborígenes. Santos viajó entonces a La María, emblemático resguardo nasa en la población de Piendamó, para hacerle frente a una creciente protesta de los aborígenes caucanos contra la presencia de militares, policías y guerrilleros en sus tierras ancestrales.