Suspenden audiencia en caso Facundo Cabral

Suspenden audiencia en caso Facundo Cabral
Alejandro Jimenez Gonzalez, alias 'El Palidejo' acusado de haber ordenado el ataque a tiros en el que murió el trovador argentino Facundo Cabral en 2011.
Foto: ap

Guatemala/EFE – La inasistencia del costarricense Alejandro Jiménez, alias ‘El Palidejo’, acusado de haber ordenado el ataque en el que murió el trovador argentino Facundo Cabral en 2011, obligó ayer a la justicia de Guatemala a trasladar para hoy una audiencia en la que se decidirá si va a juicio por este hecho.

El Juzgado Primero A de Mayor Riego que preside Carol Patricia Flores, tenía previsto celebrar esa audiencia, pero no hubo coordinación con el Sistema Penitenciario para que llevaran a esa judicatura a Jiménez, explicaron a periodistas fuentes judiciales.

La jueza decidió trasladar para hoy la audiencia en la que, con base en las pruebas presentadas por la Fiscalía, deberá decidir si envía o no a juicio a “El Palidejo”.

Su abogado en Guatemala, Alexis Calderón, aseguró a periodistas que las acusaciones de la Fiscalía carecen de sustento jurídico, porque se basan en declaraciones del empresario nicaragüense Henry Fariña, contra quien iba dirigido el ataque, y de un testigo protegido.

Calderón también se quejó que la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) no haya verificado aún sobre la denuncia que presentó el pasado viernes en el sentido de que seis sanatorios privados en Guatemala se niegan a darle asistencia médica a su cliente.

Jiménez, según Calderón, padece de un cuadro de hipertensión, lo cual obligó a la jueza Flores, hace ocho días, a suspender la audiencia que iba a celebrar ese día.

El costarricense fue capturado en marzo pasado en Colombia y expulsado de forma inmediata a Guatemala, donde es acusado por la Fiscalía de este país de los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa y asociaciones ilícitas.

Según las autoridades guatemaltecas, Jiménez habría ordenado el ataque en el que murió el cantautor argentino Facundo Cabral, el 11 de julio de 2011.

El ataque estaba dirigido contra del empresario Fariña, quien trasladaba en su vehículo a Cabral, quien había ofrecido un concierto en Guatemala.

Por la muerte del trovador están detenidos los guatemaltecos Audelino García Lima, Elgín Enrique Vargas Hernández, Juan Hernández Sánchez y Willfred Allan Stokes Arnold, sindicados como autores materiales.

Según la Fiscalía, los cuatro sicarios fueron contratados por “El Palidejo” para dar muerte a Fariña.