Estudio: venta de armas, fácil en EEUU

Las casas de empeño son donde más los individuos con antecedentes criminales intentan comprarlas
Estudio: venta de armas, fácil en EEUU
Tiendas de armas de fuego y casas de empeño dicen que para los delincuentes es demasiado fácil comprar armas.
Foto: Archivo / La Opinión

Comprar armas de fuego en Estados Unidos es fácil para individuos con tendencias criminales, según un estudio del Programa de Investigaciones para la Prevención de Violencia de la Universidad de California en Davis (UCDavis).

El estudio titulado “Resultados iniciales de las características de establecimientos para vender armas de fuego con licencia federal y otros vendedores en Estados Unidos” está publicado en la edición en internet de esta semana en la revista médica “Journal of Urban Health“.

Garen Wintemute, director del Programa de Investigaciones para la Prevención de Violencia de UCDavis, realizó la investigación en 2011 con los datos recabados en un cuestionario de 38 preguntas enviado a 1,601 tiendas con licencia para vender pistolas, escopetas y rifles en EE.UU, de las cuales solamente 591 contestaron la encuesta de 12 páginas.

Según el informe, 54.9 % de las tiendas de armas de fuego con licencias y casas de empeño indicó que “para los delincuentes es demasiado fácil comprar armas de fuego”.

Según Wintemute, “los propietarios y ejecutivos de las casas de préstamos y ventas de armas de fuego con licencia federal son fuentes valiosas de información en el comercio minorista de armas, las conexiones entre las ventas legales e ilegales y las políticas diseñadas para prevenir que las armas de fuego que venden se usen en actividades delictivas”.

Wintemute critica en el sitio en internet del sistema de Salud de UC Davis que “el Congreso estadounidense le ha negado al Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU que conduzca investigaciones sobre violencia con armas de fuego o que apoye averiguaciones desde 1995”.

“Actualmente el presupuesto del Instituto Nacional de Salud contiene las mismas restricciones y con la epidemia continua de violencia con armas de fuego es trágicamente claro que necesitamos más investigaciones”, asegura.

En el estudio, Wintemute descubrió que los prestamistas de dinero son quienes venden las armas más baratas y entre sus compradores el número de mujeres es alto.

Las casas de empeño son donde más los individuos con antecedentes criminales y a quienes las autoridades les han prohibido poseer armas de fuego intentan comprarlas. Además, en esos establecimientos es donde fueron adquiridas gran cantidad de armas de fuego que posteriormente fueron utilizadas en crímenes.

Los vendedores de armas de fuego en un 44.7% operan en tiendas de artículos deportivos o almacenes; 28.7 % en tiendas especializadas en ventas de pistolas, rifles y otros y el 18.2 % venden en sus casas.

UC Davis, para realizar el estudio, utilizó la base de datos de la Oficina para el control del Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos del gobierno federal.

Debido a que el Sistema Nacional de Averiguaciones Rápidas de Antecedentes no tenía disponible los datos de varios estados, las encuestas no fueron enviadas a vendedores de armas de Virginia, Pennsylvania, Nevada, Nueva Jersey, Connecticut, Hawai y California.

La investigación fue financiada con el apoyo de las fundación Joyce, en la preparación inicial del estudio, y los costos de las averiguaciones científicas fueron pagados con una subvención adjudicada por “The California Wellness Foundation”.

Además de la frecuencia con que las armas de fuego son compradas en tiendas o casas de empeño y que después son utilizadas en actividades criminales.

im/cs