La alimentación también cuenta

En cuanto a la alimentación, el caldo de pollo nunca debe faltar para tratar un resfriado.

El consumo de alimentos con vitamina C y A es también muy importante ya que ayuda a prevenir el resfriado común. Además, tomar bastante agua para mantenerse hidratados.

“Otra cosa que todos podemos hacer es cuidar nuestra salud en general a través de una alimentación balanceada y saludable, hacer ejercicio y dormir suficiente”, denota la pediatra.

“Esto es bueno para nuestras propias defensas y así logramos evitar enfermedades. Nuestras propias defensas son el arma más importante que tenemos. Pues estas matan los virus que entran a nuestros cuerpos. Estas defensas aumentan al comer bien, dormir bien y al tomar mucha agua”, dice la experta.