Riesgos de desarrollar presión alta

¿Sabía usted que la presión arterial alta o hipertensión durante el embarazo puede ser muy peligrosa para usted y para el bebé en gestación? Aunque usted no tenga antecedentes de tener presión alta, la puede llegar a desarrollar una vez que esté en embarazo.

La presión alta es una condición que resulta cuando la presión ejercida por la sangre sobre las paredes arteriales es demasiado elevada (mayor a 140/90). Muchas mujeres que sufren de presión alta tienen bebés saludables sin problemas serios, sin embargo es importante monitorear la presión sanguínea constantemente. La presión alta durante el embarazo puede ocasionar una complicación muy seria llamada preeclamsia. Algunos de los síntomas de la preeclamsia incluyen dolor de cabeza constante, visión borrosa, sensibilidad a la luz y dolor abdominal.

La preeclamsia usualmente se manifiesta a la semana 20 de gestación y puede causar daños a sus riñones, hígado y cerebro. También puede producir bajo peso del bebé al nacer, parto prematuro o muerte del feto. En algunos casos puede causar convulsiones o eclampsia, la cual es una de las causas principales de muerte materna.

Las causas de la eclampsia y pre eclampsia son desconocidas. Sin embargo, algunos factores de riesgo incluyen presión arterial alta crónica y peso inadecuado antes del embarazo, entre otros.

Usted puede evitar los riesgos asociados con la presión alta reduciendo el consumo de sal y sodio en las comidas; comiendo más frutas frescas, verduras y carnes con bajo contenido de sodio y evitando los alimentos enlatados.

Para más información llame gratis a la Línea Nacional Prenatal Hispana al

1-800-504-7081.