Dirigirá escuelas en Chicago

CHICAGO, Illinois (EFE).— El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, nombró ayer a Barbara Byrd-Bennett como nueva directora ejecutiva de las Escuelas Públicas de Chicago, la primera mujer en ocupar ese cargo en el tercer distrito escolar del país.
Dirigirá escuelas en Chicago
Barbara Byrd-Bennett, junto Rahm Emanuel.
Foto: AP

CHICAGO, Illinois (EFE).- El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, nombró ayer a Barbara Byrd-Bennett como nueva directora ejecutiva de las Escuelas Públicas de Chicago, la primera mujer en ocupar ese cargo en el tercer distrito escolar del país.

“Barbara es una líder y educadora probada, con la profunda experiencia necesaria para encabezar las escuelas públicas de Chicago”, dijo Emanuel en un acto realizado en una escuela primaria del centro de la ciudad.

El alcalde explicó que Byrd-Bennett fue maestra durante 12 años, directora escolar durante ocho y que se siente “muy orgulloso de ofrecerle este nuevo cargo” en el tercer distrito escolar del país, con 400 mil estudiantes, de los cuales 40 por ciento son latinos.

Byrd-Bennett, de 62 años, quien se desempeñaba como directora interina de educación desde finales de abril, tuvo un papel protagonista durante las negociaciones del convenio colectivo que pusieron fin a siete días de huelga del Sindicato de Maestros de Chicago el mes pasado.

La nueva directora ejecutiva es la primera mujer en el cargo en Chicago, adonde llegó después de dirigir los sistemas escolares de Cleveland y Detroit.

Oriunda de Nueva York, en sus comienzos fue maestra de primaria y secundaria, así como directora escolar.

Byrd-Bennett dijo sentirse honrada por la oportunidad de “ofrecer a maestros y estudiantes las herramientas que necesiten para mejorar sus logros”.

Byrd-Bennet ocuparía al mismo tiempo la dirección ejecutiva y la dirección de educación, con lo que se regresaría al cargo de Superintendente que existía antes que el distrito escolar pasara al control de la Municipalidad en 1995.

Estos cambios deben ser aprobados por la Junta de Educación de Chicago, que se reunirá el próximo 24.

El alcalde no mencionó en su discurso al director ejecutivo saliente, Jean-Claude Brizard, quien renunció ayer después de 17 meses en el cargo. Sin embargo, en el comunicado oficial se indicó que Brizard encabezó “uno de los períodos de mayores transformaciones” en las Escuelas Públicas de Chicago.

Su misión principal era implantar un nuevo día y año escolar con más horas de clase, cambiar los estándares educativos y el sistema de evaluación de los maestros, a lo que se opuso férreamente el sindicato docente.

En una declaración escrita divulgada hoy, Brizard no entró en detalles sobre su renuncia, pero dijo que dejaba el cargo “con mucha tristeza”, pero convencido de que “las semillas de la innovación y transformación fueron plantadas; ahora solamente necesitan ser cultivadas”.

Sin embargo, en declaraciones que publica hoy el Chicago Tribune dijo que planteó su salida por iniciativa propia después de escuchar “rumores” de que el alcalde no estaba contento con su trabajo.

“Me di cuenta que él no se sentía cómodo conmigo, y acordamos que lo mejor sería una separación”, señaló.

Los rumores de una posible renuncia de Brizard comenzaron a circular durante la huelga docente del mes pasado, al punto de que fue necesario un desmentido de su parte y una declaración de apoyo del alcalde para disiparlos.

Se dijo entonces que Emanuel lo culpaba de que se le había escapado de las manos el conflicto con los maestros. También circuló un trascendido de que en la primera evaluación de su trabajo la Junta de Educación cuestionó el estilo de administración de Brizard, por sus cambios constantes en puestos de responsabilidad.

La presidenta del sindicato de maestros, Karen Lewis, dijo ayer estar “desconcertada” con el cambio. “He sido presidenta durante dos años y este es el cuarto director ejecutivo, una falta de estabilidad que no es nada bueno”, señaló.