Bomberos de Houston dan homenaje y despedida al senador Gallegos

Sigue a El Diario NY en Facebook
Bomberos de Houston dan homenaje y despedida al senador Gallegos
Bomberos de Houston escoltaron el ataúd con los restos del senador estatal de Texas Mario Gallegos.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

Los amigos cercanos del senador Mario Gallegos aseguran que nunca dejó de ser un bombero.

“Mario (Gallegos) siempre enfrentó la vida como el bombero que siempre fue, cuando todo el mundo se alejaba del peligro, controversia o problemas, Mario hacía todo lo contrario: siempre iba de frente para ver cómo podía ayudar”, dijo Adrian García, sheriff del Condado de Harris.

Y apropiadamente ‘Bobo’, como le decían al senador sus familiares y amigos, fue trasladado al cementerio en un camión de bomberos rodeado de compañeros. La hermandad que existe entre bomberos quedó evidente en el funeral que se llevó a cabo en la Cocatedral del Sagrado Corazón en el centro de Houston.

El senador Gallegos muchas veces se subió a camiones de bomberos como los que estaban estacionados en el exterior de la Cocatedral, pero en esta ocasión estuvieron presentes para hacerle tributo al senador recién fallecido.

La comunidad de bomberos le dijo adiós a un hermano y no pudo ser de otra forma, su último paseo tenía que ser en un camión de ellos.

El ataúd con el cuerpo de Gallegos fue subido a un camión de bomberos ante la mirada de las cientos de personas que llegaron a la Cocatedral para presenciar el servicio privado y se le recordó con mucho aprecio.

El fallecimiento del senador ha dejado el escaño del Distrito 6 del Senado de Texas en limbo y aunque el lunes fue un día para Gallegos las especulaciones de quién lo va remplazar comenzaron a escucharse.

Los nombres de la excomisionada del Condado Sylvia García y la representante estatal Carol Alvarado sonaron como posibles candidatas.

Ni García ni Alvarado, a pesar de no quisieron hablar del tema, negaron la posibilidad de postularse.

Todo indica que Gallegos le ganará al republicano R.W. Bray en las próximas elecciones y si es así el puesto quedaría vacante y el gobernador tendría 20 días para realizar una elección especial que puede ser de 21 a 45 días. Si ninguno de los candidatos postulados recibe la mayoría de votos entonces habría otra elección de segunda vuelta.

Dependiendo en la acción que tome el gobernador Rick Perry el escaño podría estar ocupado en enero pero si se retrasa el proceso es posible que el Distrito 6 no tenga representante hasta abril y para entonces la sesión legislativa en Austin ya habría concluido.