Solicita acción diferida si eres elegible

Solicita acción diferida si eres elegible

Tras un muy lento arranque, se agilizó el procesamiento de solicitudes de acción diferida para jóvenes indocumentados. Ya se aprobaron más de 4,500 casos desde que comenzaron a aceptarse las solicitudes el 15 de agosto de este año. Se estima que más de 1 millón de personas podrían ser elegibles para obtener este amparo temporal, pero el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) anunció que solo han recibido aproximadamente 180,000 solicitudes.

Cuando se abrió el plazo para enviar las solicitudes, aconsejé que no se apresuraran porque primero debían buscar asesoramiento legal. Es importante asegurarse que sean elegibles para acción diferida y que no haya nada en su pasado que pueda perjudicar el proceso ni su permanencia en el país. Pero tampoco esperen demasiado para iniciar el trámite.

Si son elegibles, es mejor tener una protección temporal a la deportación a no tener nada. Además, si les aprueban el caso y demuestran tener una necesidad económica, podrán tener un permiso de trabajo. Esto les permitirá solicitar un seguro social y una licencia de conducir.

Recuerden, los requisitos de elegibilidad son: haber llegado a los EEUU antes de cumplir 16 años; no haber tenido más de 30 años el 15 de junio del 2012; haber vivido continuamente en EEUU por lo menos cinco años antes del 15 de junio del 2012 y estar presente actualmente en el país; haber entrado sin inspección antes del 15 de junio del 2012 o tu estatus legal de inmigración expiró el 15 de junio del 2012; ser graduado o estar cursando la escuela secundaria, incluyendo el GED; ser veterano de las fuerzas armadas; no representar una amenaza para la seguridad nacional o la seguridad pública; no haber sido condenado por un delito mayor, un delito menor significativo o múltiples delitos.

No todos los jóvenes que entraron ilegalmente a los EEUU siendo menores de edad serán elegibles. Casos que parezcan fáciles podrían tener complicaciones. No es solo llenar un formulario. Un abogado puede evaluar historiales y determinar opciones legales, incluyendo su elegibilidad para acción diferida y la residencia permanente.

No acudan a notarios o consultores de inmigración. La ley les prohíbe dar consejos legales. Consulten con un abogado de inmigración o un representante legal acreditado por el gobierno antes de comenzar el trámite. Asegúrese que tengan una licencia vigente antes de contratarlos.

Para más información y consejos de inmigración, lea mi blog http://www.InmigracionHoy.net.