Clásico Regio es de Tigres

Felinos superan al Monterrey y le complican su pase
Clásico Regio es de Tigres
Aldo De Nigris intenta controlar el esférico ante el acoso de un rival. [MEXSPORT]

MONTERREY, México.— Ya lo había advertido Lucas Lobos, que si Tigres no clasificaba, al menos iban a hacer lo posible para que Rayados tampoco pasara a la Liguilla.

Y los felinos ganaron 1-0 el derbi regiomontano, para retomar la supremacía de los Clásicos, con 34 triunfos por 33 de los Rayados, y de paso complicarle a los albiazules su camino a la Fiesta Grande.

Un doble golpe fue el que los felinos le propinaron al Monterrey en el Tecnológico, pues además de frenarlo en su intento de amarrar la Liguilla, terminaron con varias rachas que los Rayados tenían sobre ellos.

El canterano Alan Pulido, quien ingresó en lugar del ibérico Luis García para la segunda parte, anotó al 62′ tras un centro de David Toledo desde la derecha, mismo que José María Basanta no supo cortar en el corazón del área.

Los Tigres llegaron a 20 puntos, pero sus posibilidades de clasificar aún lucen raquíticas, pues requieren de ganar en la última fecha y que se den varias combinaciones de resultados entre otros equipos, incluyendo el Monterrey.

En tanto La Pandilla cayó al lugar 10, con 21 unidades, ya siendo superada por Santos y Jaguares, que tienen 23 y 22 puntos, respectivamente.

Ahora los Rayados están prácticamente obligados a ganar el miércoles cuando reciban al Toluca, en un juego pendiente para tratar de retomar posiciones entre los ocho que clasifican.

En este Clásico, Tigres cortó varias rachas: la de Rayados que tenía 21 partidos en fila sin perder en el Tec, y la de volver a ganar tras ocho derbis sin poder hacerlo.

Además los pupilos de Víctor Manuel Vucetich tenían ocho duelos fraternales sin derrota, y el DT rayado sufrió su primer descalabro ante Tigres, como entrenador de los albiazules.

Los Tigres, que no ganaban un Clásico desde el Apertura 2008 en el Tec, acabaron también con la sequía de goles en este tipo de duelos, pues en los últimos cuatro no había marcado dianas.

Los Rayados como locales intentaron más por ganar que los Tigres, pero sin mucha idea ni capacidad de descifrar la muralla felina.

En el primer tiempo Monterrey, en sus intenciones de encontrar el marco contrario, seguido se topaba ante la defensa felina, o no culminaban bien alguna triangulación, como cuando casi al final del período, Corona no recibió bien un pase de Suazo ya dentro del área y fingió penal.

Sin embargo, los Tigres, a través de Lucas Lobos, tuvieron una de gol, cuando éste se internó en el área por derecha tras dejar la marca de Walter Ayoví para forzar a que Jonathan Orozco desviara su disparo al 24′.

En la parte complementaria Monterrey salió con hambre, pero no con orden al ataque.

Aldo De Nigris, sin embargo, tuvo una que los pudo haber puesto en ventaja al 57′, cuando César Delgado le centró un balón que ni el portero Enrique Palos ni la defensa felina supieron cortar, pero el delantero no supo definir correctamente y lo hizo a un lado del arco.

Y desde que Tigres anotó al 62′, Rayados ya no supo cómo hacerle para empatar, ni con el ingreso de Ángel Reyna al 65′, pues se abusó de centros a la olla, bien cortados por los Tigres.

Pero lo mejor estaba por venir en la compensación.

Pulido le ganó la espalda y choque en un pase largo a Walter Ayoví, pero al dirigirse solo hacia al arco, tardó en centrar y cuando lo hizo a donde estaba Damián Álvarez, Basanta cortó salvándose del 2-0.