Más allá de los republicanos

No deje que lo que haga o deje de hacer el GOP por atraer su voto le perturbe el sueño. Es Mitt Romney y sus ofensivos seguidores quienes no pueden dormir, en parte, por habernos ignorado e insultado.

La atención que ha generado el significado del electorado latino en la victoria de Barack Obama nos debe plasmar una sonrisa. De mayor júbilo es el escuchar cómo se habla de la importancia que necesita prestar a nuestra comunidad el Partido Republicano.

Sin embargo, lo que se necesita es usar esta atención a nivel local. Nadie sabe lo que harán los republicanos para ganarnos como adeptos en el 2016.

Lo que necesitamos hacer es dejarle saber de inmediato al Partido Demócrata que estamos hartos de que nuestra lealtad se dé por sentada y no apreciada.

Necesitamos que el ejemplo de Adolfo Carrión, hijo, sea por lo menos respetado. El ex Presidente de El Bronx y exfuncionario de Casa Blanca en el gobierno de Obama se ha inscrito como independiente.

La intención del exdemócrata -con quien hable- es de aspirar a la Alcaldía en el 2013. La campaña de Carrión apenas está gateando, pero el político ya no anda de rodillas entre los sumisos latinos que los líderes demócratas no respetan.

Sépase que el Partido Demócrata de NY -y aquí hablo del estado- no tiene a un solo latino en una posición de autoridad. El gobernador Andrew Cuomo escogió a una blanca y a un negro para copresidir su partido. Cuomo está tan seguro de los latinos que ni tan siquiera nombró como Director Ejecutivo a un latino.

De los 62 jefes de partido, no hay ni un solo latino. En mi barrio decimos que el que se dobla mucho se le ve el c… Es tiempo de enderezarnos.

Bajofuego@eldiariony.com