En el Carnegie Hall, las mujeres reinan

Tres divas de la canción se presentan en homenaje a Chavela Vargas
En el Carnegie Hall, las mujeres reinan
Chavela Vargas
Foto: fotos archivo y cortesia

Nueva York — En un espectáculo que promete belleza, sensibilidad y calidad musical, tres distintivas voces latinoamericanas se unen para rendirle un muy merecido tributo a la fallecida Chavela Vargas.

Se trata de nada más y nada menos que de Tania Libertad, Eugenia León y Ely Guerra, quienes a pesar de la diferencial generacional, se darán a la tarea de exaltar el legado musical de la legendaria artista.

“Tenemos grandes expectativas porque fue una mujer que influyó muchísimo en la música mexicana, es especialmente importante para mi estar rindiéndole homenaje en un escenario tan prestigiosos como este”, dice Tania Libertad.

“Es emocionante que este gran teatro considere la cultura de México como patrimonio de todos, esto nos honra” manifiesta Eugenia León. “Chavela contribuyó a que esto fuera un espectáculo y es una de nuestras mayores exponentes. En este encuentro con mis hermanas, el cariño y comunión de sensibilidades harán de esta noche inolvidable”, añade.

Tanto Eugenia como Tania comenzaron su carrera musical desde temprana edad, y ambas tuvieron que enfrentar los retos que una sociedad dominada por hombres les impuso, sin embargo, esa entereza que debieron desarrollar para triunfar es uno de los rasgos que las identifica con Vargas.

“Crecí en un mundo rodeado de hombres, soy la única hija mujer de ocho hermanos y me encanta la posibilidad de mostrar que tenemos muchas capacidades y fortaleza, que hemos hecho una carrera a punta de esfuerzo y que estamos cantándole a una mujer fuerte como Chavela”, expresa Libertad.

El concierto formará parte de la iniciativa “Voices from Latin America” que el Carnegie Hall ha lanzado para exaltar la riqueza artística de nuestra cultura, y del la novena edición del Festival Mexico Now!. Una manera de representar nuestro talento reuniendo a estas inigualables intérpretes cuya obra es parte vital de toda una tradición.

“Tenemos una responsabilidad histórica porque es anímica. Nos toca cantarle a los países, nuestro canto es de consuelo y de vida porque nos permite seguir luchando a pesar de las problemáticas, y es una manera de reflexionar”, concluye León.