El Bronx rechaza asesinato de Destiny Sánchez (Fotos)

Realizan vigilia para exigir justicia por la hispana de 15 años que fue asesinada el pasado viernes
El Bronx rechaza asesinato de Destiny Sánchez (Fotos)
Más de 200 residentes de Hunts Point realizaron una vigilia y marcha en demanda de justicia por el asesinato de la adolescente Destiny Sánchez.
Foto: Víctor Matos / Especial EDLP

Nueva York – Más de 200 residentes de Hunts Point, en El Bronx, se tomaron las calles y marcharon con una vela en la mano en demanda de justicia por el asesinato de la adolescente Destiny Sánchez y pidiendo un alto a la violencia en el vecindario.

El cuerpo de Destiny Sánchez, de raíces puertorriqueñas y quien cumpliría 16 años el 30 de noviembre, fue encontrado la mañana del viernes en el primer piso del departamento situado en 640 de la calle Barreto, entre las avenidas Spofford y Randall, en el vecindario de Hunts Point.

Luis Vega, de 34 años, hermano de la madrastra de la adolescente, fue acusado de poner en riesgo el bienestar de un menor por haberle dado alcohol antes del homicidio. La autopsia concluyó que la adolescente fue sofocada y asfixiada, y el cuerpo y su ropa habían sido rociados con cloro, lo que hace sospechar el intento de destruir evidencia, como ADN.

La vigilia comenzó con una invocación religiosa del pastor Reggie Stutzman, en la que pidió a Dios que la paz reinara en el vecindario, en cada casa y negocio, y llamó a la unión en contra de la violencia.

Jackeline Mendoza, tía de Sánchez, leyó un poema en el que le decía a su sobrina que se había ido a un lugar donde no había odio ni dolor, sólo sonrisas, donde los ángeles cantan hermosas canciones, pero no pudo concluir por el llanto se lo impidió.

Familiares de Sánchez, entre ellos su prima Jessica Cruz, dijeron que además del llamado al paro a la violencia, “queremos que la gente cree conciencia de que cuando escuchen a alguien pidiendo ayuda llamen al 911, que no se hagan de oídos sordos”.

“Mucha gente escuchó a Destiny pidiendo ayuda en el momento que la mataban, pero nadie llamó al 911”, dijo Cruz. “El viernes fue Destiny, pero mañana podría ser un niño, un hijo, un hermano, y queremos que indolencias como ésta no vuelva a suceder”, agregó.

Claudia de la Cruz, una de las organizadoras de la vigilia y marcha, dijo que con el evento “estamos haciendo un llamado por la paz”.

“Dentro de la comunidad tenemos que asumir una responsabilidad para que nosotros mismos seamos capaces de intervenir en momentos violentos, de promover la paz, de ser ejemplos de la juventud”, dijo Cruz. “Es alarmante que a una niña de 15 años le arrebaten la vida de una manera tan brutal, ya es tiempo de que el silencio pare, que la gente reaccione contra la violencia”, agregó Cruz.

La marcha comenzó frente a la casa donde el cadáver de Sánchez fue encontrado, el 640 de la calle Barreto, y continuó por la avenida Spofford hasta Coster, donde la madre hispana Kenia Castillo, de 43 años, fue asesinada por su exnovio en septiembre pasado, y luego de recorrer varias calles regresó Barreto, donde le rindieron un último tributo a Sánchez.

Destiny era estudiante de la secundaria Academy of Scholarship and Entrepreneurship, situada en la calle 228 en El Bronx.

Rodrigo Starz, de 32 años, otro de los organizadores de la marcha, dijo que en los últimos dos años se han estado prediciendo numerosas balaceras y actos de violencia en Hunts Point, “y con la vigilia queremos enviar el mensaje de que nuestra comunidad no se va a quedar callada, que vamos a repudiar y denunciar estos actos de violencia”.

“¡Recuperemos Hunts Point, alto a la violencia!”, gritaba la multitud por las calles de la comunidad.