La sonrisa perfecta

Hay una variedad de tratamientos para lograr una sonrisa perfecta, como la de los famosos.
La sonrisa perfecta
El Dr. Nicholas Toscano asegura que todos quieren las sonrisas de los famosos.
Foto: Cortesía Dr. Nicholas Toscano

Si estas navidades usted desea tener la sonrisa de los famosos, donde se muestra “mucho diente y poca encía”, existen varios procedimientos que lo ayudarán a obtenerla.

“Especialmente dentro de la comunidad hispana muchos tienden a tener dientes pequeños con encías prominentes”, explica el Dr. Nicholas Toscano, odontólogo especializado en tratamientos cosméticos, quien ha tratado a pacientes de la talla los expresidentes Bill Clinton y George W. Bush.

En estos casos se recurre al levantamiento de encías (gum lift), tratamiento a través del cual, usando láser o el bisturí, se corta el exceso de tejido y en ocasiones un poco de hueso, mostrando más la dentadura, según explica Toscano, quien asegura realizar dos o tres de estos procedimientos al día.

La persona puede regresar a trabajar el mismo día del tratamiento, aunque el proceso de recuperación total puede durar hasta cuatro semanas. El costo varía, desde $700 hasta $3,000, dependiendo de cuán invasiva sea la cirugía.

Para quienes tienen problemas dentales más grandes que una encía prominente, los odontólogos ofrecen la colocación de las llamadas laminillas o chapas de porcelanas (porcelain veneers).

“Es como poner una uña postiza. Es una lámina de porcelana, muy duradera, que cubre el diente después de un pequeño proceso de preparación, dándole un look totalmente diferente. Un cambio drástico”, señala Toscano.

Los “veneers” pueden colocarse en parte de la dentadura, “preferiblemente en los dientes que más se ven”, o en toda la boca, y logran durar hasta 25 años. Muchas veces este tratamiento se complementa con el de las encías, para lograr una sonrisa al mejor estilo de la famosa Julia Roberts.

En Nueva York, explica Toscano, los pacientes pueden pagar desde $800 por diente hasta $3,000, dependiendo de las tarifas del especialista. Generalmente el costo puede reducirse según el número de dientes que se traten.

El blanqueado de dientes sigue siendo otra opción muy popular para quienes no pueden costear tratamientos más complicados. Para efectos rápidos y notables, los dentistas ofrecen el blanqueado con productos especiales en sus consultorios, activados muchas veces con luces o combinados con láser. Sin embargo, muchos de estos tratamientos pueden causar sensibilidad en los dientes y molestia.

“Siempre incentivo a mis pacientes a que prueben primero los blanqueadores que se consiguen en las farmacias y tiendas”, concluye el Dr. Toscano.