Desfalco le lleva a cárcel

Michael K. Kelly es un expropietario de negocios hoteleros en México

CHICAGO, Illinois (EFE).— El expropietario de negocios hoteleros en México Michael K. Kelly fue sentenciado ayer en un tribunal federal a cinco años de prisión y a la devolución de casi 350 millones de dólares que estafó a inversionistas de Estados Unidos, informó la Fiscalía del Distrito Norte de Illinois.

Kelly, de 63 años, está enfermo de cáncer de colon y permanecerá fuera de la prisión bajo una fianza de 10 millones de dólares durante cuatro meses mientras recibe tratamiento en Chicago.

Pero según un comunicado, luego deberá enfrentar otros 13 cargos de fraude que podrían agregar muchos años más de cárcel a la sentencia.

El juez federal Ronald Guzmán dijo que la sentencia es “un pequeño paso” en el procesamiento de Kelly, quien vivió durante varios años en la ciudad mexicana de Cancún hasta su arresto en diciembre de 2006.

La fiscalía informó que el empresario recaudó casi 500 millones de dólares entre ocho mil inversionistas, en su mayoría personas jubiladas que le habían confiado sus ahorros con la promesa de inversiones inmobiliarias y hoteleras en México.