Se prevé limpieza en casa de Jets

Sigue a El Diario NY en Facebook
Se prevé limpieza en casa de Jets
Los tres quarterbacks de los Jets, por ahora (de izq-der): Greg McElroy, Mark Sánchez y Tim Tebow. Los dos últimos estarían en camino a irse de Nueva York.
Foto: AP ARCHIVO

Florham Park, N.J./AP — Mark Sánchez ya no es la cara de los Jets de Nueva York. Pronto podría ser un exmiembro del equipo.

Y Tim Tebow podría incluso adelantársele en la salida.

Una persona con conocimiento de la situación dijo que durante el receso de temporada los Jets considerarán todas las opciones respecto a los dos mariscales de campo. Eso significa que tanto Sánchez como Tebow están en el limbo y no se puede descartar los canjes.

La persona, que pidió no ser identificada porque los planes del equipo respecto a su personal son privados, dijo que los Jets no han tomado ninguna determinación sobre Sánchez o Tebow.

Los Jets podrían verse presionados a canjear o rescindir a Sánchez, quien tiene un salario garantizado de $8.25 millones por la próxima temporada, luego de haber extendido su contrato en el receso de la campaña pasada.

Pero no existen tales complicaciones con Tebow, quien probablemente será transferido o dejado en libertad después de una temporada decepcionante en Nueva York. Tebow tiene dos años restantes en su contrato, pero a los Jets le costaría algo más de $1 millón.

Rex Ryan, el entrenador en jefe de los Jets, dijo que cualquier cosa referente al futuro se tratará después del partido final contra los Bills de Buffalo.

El futuro de Ryan, el gerente general Mike Tannenbaum y el coordinador ofensivo Tony Sparano también son inciertos.

La partida de Tebow, el inmensamente popular pero poco usado segundo mariscal de campo, parece una certeza, a pesar de que llegó a Nueva York en medio de bombos y platillos pero tuvo poco impacto.

La indicación final de que Tebow no será parte del futuro de los Jets se dio cuando Ryan decidió irse con Greg McElroy, el tercer quarterback, como mariscal de campo abridor contra San Diego mañana domingo y en el partido final de la temporada contra los Bills.

“A veces, las cosas simplemente salen fuera de tu control”, dijo Tebow el miércoles. “Obviamente, es posible que no esté satisfecho con ellos o feliz por la situación, pero trato de manejar lo mejor que pueda”.

Pero existen varias complicaciones que podrían hacer que Sánchez continúe en Nueva York, ya sea como suplente o titular. Sánchez, quien recibió una extensión de contrato en marzo, por el tope salarial podría costar a los Jets $17.1 millones la próxima campaña; sin embargo, el equipo podría extender esa cantidad a las dos próximas temporadas si le dan de baja después de 1 de junio.

Nueva York también podría tener dificultades a la hora de encontrar un equipo que se haga cargo de Sánchez, quien de momento no es una opción muy atractiva después de haber perdido el balón 50 veces desde el inicio de la temporada pasada.

Con el futuro no tan claro de Tannenbaum, los equipos incluso no estarían dispuestos a hablar con él sobre posibles canjes; además, los clubes no pueden lograr acuerdos o firmar agentes libres hasta marzo.

Si los Jets terminan transfiriendo a Sánchez, el tope salarial sería un costoso $8.9 millones.

“Eso no viene de mí”, dijo Ryan sobre los rumores de cambio. “Tenemos dos partidos por jugar y ahí es donde se centra mi atención, así que eso es nuevo para mí”.

Sánchez, quien fue seleccionado por los Jets en la quinta posición general del draft de 2009, fue enviado a la banca en favor de McElroy para el juego de mañana contra San Diego, su último partido en casa. Sánchez lanzó cuatro intercepciones y perdió el balón en la última oportunidad ofensiva de los Jets la noche del lunes cuando perdían 14-10 ante Tennessee, y con ello se esfumó la ilusión del equipo neoyorquino de llegar a los playoffs.

Sánchez llegó a ser comparado con Joe Namath después de ayudar a los Jets llegar a dos juegos de Campeonato de la AFC consecutivos en sus primeras dos temporadas, pero su falta de mejoría en los últimos dos años causaron que el hispano cayera en desgracia. Ryan fue evasivo cuando se le preguntó el jueves sobre el futuro de Sánchez a largo plazo.”Si hay o no un rotundo respaldo o lo que sea, absolutamente no tengo ningún enfoque en eso ahora”, indicó. “Todo el mundo sabe que he apoyado a Mark Sánchez. Aún pienso que tiene las habilidades para ser un buen mariscal de campo en esta liga y que hemos ganado muchos partidos con él”, continuó. “Una vez más, eso es para (tratar) otro día”.

Se suponía que Tebow iba a ser la chispa que encendiera la ofensiva, pero pasó la mayor parte de su tiempo en la banca. Mientras el mes pasado se vio afectado por la rotura de dos costillas, sus números estaban lejos de ser especiales incluso antes de eso. Durante la temporada, ha corrido 102 yardas en 32 acarreos y tiene compeltado 6 de 8 para 39 yardas, no ha anotado ningún touchdown durante las 72 jugadas ofensivas en que ha participado.

“Creo que cada vez que nos fijamos en esas cosas, es una combinación de asuntos, pero yo no usaría las palabras ‘no trabajaron para nada’. De cara a la temporada teníamos un plan, pero obviamente, en ese momento particular, el plan siempre era que Mark era el mariscal de campo y Tim tendría un rol y a qué grado era ese rol; si recuerdo correctamente, era uno en 20 jugadas en un partido. Algunos días eran ocho, otros días era uno, otros días ninguno”, declaro Sparano.

Sin embargo, muchos aficionados y medios de comunicación consideran que Tebow nunca tuvo una verdadera oportunidad de ser el creador de juego que todos esperaban.

“No voy a entrar en que si hubo trato justo o no”, dijo Sparano. “Tim cumplió su papel y lo ha hecho como se esperaba. En otras palabras, ha hecho todo lo que le hemos pedido hacer hasta ahora”.

Cuando vino de Denver,en marzo, Tebow dijo repetidamente que estaba “emocionado” de ser integrante de los Jets, y lo ha reiterado a lo largo de la temporada. Pero reconoció que estaba “un poquito decepcionado” de que Ryan eligiera a McElroy para ser el abridor y no él, por lo menos mañana.

Ahora, Tebow podría ser un exJet menos de un año después de llegar a Nueva York con muchas expectativas.

“Desde que era un niño, siempre creí en mí y en las habilidades que Dios me ha dado y espero tener una nueva oportunidad para tratar de demostrarlo”, aseguró Tebow. “Estoy muy positivo y miro con interés el futuro”.Aunque eso no será en Nueva York. Y la inhabilidad de encontrar una manera eficaz de usar a Tebow, también podría costarle el trabajo a Sparano.”Eso no me corresponde evaluar”, señaló Sparano. “Alguien lo hará”.