Ayuda con los trámites de Acción Diferida

El 15 de junio de este año que termina, el presidente Barack Obama realizó un anuncio que será recordado por cientos de miles de quienes hasta entonces eran jóvenes indocumentados: por primera vez, abrirán las puertas al país y a la sociedad donde se criaron pero a los que legalmente no pertenecían. Paradójicamente, en la inmensa mayoría de los casos se trata del único país que conocen, ya que su situación les impedía hasta entonces salir legalmente de los Estados Unidos.

Lo que anunció el Presidente aquel día fue la suspensión por dos años de todo proceso de deportación contra esos jóvenes, quienes también podrían solicitar y obtener de inmediato permisos de trabajo. En aquel momento se habló de casi 800,000 jóvenes menores de 30 años que habían vivido en suelo americano durante los cinco años anteriores, por lo menos; que habían terminado la escuela secundaria y que cursaban estudios superiores, y que no tenían antecedentes delictivos. El nombre oficial de esa decisión presidencial fue Deferred Action for Childhood Arrivals, o Acción diferida para quienes llegaron a los Estados Unidos de niños (DACA).

No se les dio una amnistía ni se les otorgó la residencia o la ciudadanía, sino una serie de derechos para vivir en paz. Por lo menos mientras tenga vigencia DACA, que será, en el peor de los casos, durante los próximos cuatro años que gobierne Obama.

“Estos jóvenes son americanos en sus corazones, en sus mentes, excepto en papel”, dijo refiriéndose a ellos el Presidente al anunciar la medida. Además de los estudiantes, tienen derecho a este beneficio quienes hayan sido dados de dados de baja con honores de las Fuerzas Armadas o el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos.

Información y asistencia legal

Casi seis meses después, a los cientos de miles de beneficiados potenciales se le han agregado otros que cumplieron en el medio año pasado los requisitos de DACA. Y hoy como entonces, esos jóvenes necesitan orientación e información con respecto a los trámites, los documentos que deben presentar, el papeleo, los plazos, etcétera.

El sábado 12 de enero, la Hispanic Federation, una de sus organizaciones miembros y diversas agencias y agrupaciones de abogados ofrecerán un taller gratuito sobre cómo aplicar para la protección de DACA.

El taller se desarrollará de 10 a.m. a 3 p.m. en el Manhattan Middle School for Scientific Inquiry, o Middle School 328, donde la Asociación Comunal de Dominicanos Progresistas o ACDP, una agencia de la Hispanic Federation, tiene un programa Beacon. Esa escuela intermedia está ubicada en el 401 Oeste de la calle 164, en el Alto Manhattan.

Los jóvenes interesados y sus familias recibirán asesoramiento y apoyo legal por parte de abogados especializados pro bono, sin cargo. Además de la Hispanic Federation y la Asociación Comunal de Dominicanos Progresistas, colaboran en este evento la Dominican Bar Association, que agrupa a los abogados dominicanos; la Hispanic National Bar Association, que nuclea a los abogados hispanos; la Puerto Rican Bar Association, donde están encuadrados los abogados puertorriqueños; las filiales de la American Constitution Society en la Ciudad de Nueva York; la Asian American Bar Association, que es la asociación de abogados de origen asiático; la Metropolitan Black Bar Association, de abogados negros; y la Nigerian Lawyers Association, donde colaboran los abogados nigerianos.

Durante el taller se servirán refrescos, y refrigerios o bocadillos. Sin embargo, los organizadores advierten que es necesario inscribirse con anterioridad, escribiendo a nysdeferredaction@dos.ny.gov.

Aprovecho para darles el número de la Línea de Información sobre el SIDA, que es el 1-800- 233-7432.