Rechazan ordenanza de vivienda compartida

Este tipo de vivienda sería eliminado de las zonas residenciales
Rechazan ordenanza de vivienda compartida
Representantes de la coalición que se opone a la ordenanza sobre vivienda compartida protestaron el jueves en los peldaños del ayuntamiento angelino.
Foto: La Opinión - Virginia Gaglianone

Representantes de 138 organizaciones de veteranos, ancianos, personas con discapacidades, líderes religiosos y defensores de derechos civiles protestaron ayer en los peldaños de la alcaldía de Los Ángeles en contra de la Ordenanza de Viviendas Compartidas (Community Care Facilities Ordinance, CCFO), impulsada por el concejal Mitchell Englander. Luego de una conferencia de prensa frente al ayuntamiento, los miembros de la coalición visitaron las oficinas de cada concejal para expresar su oposición.

La ordenanza requiere que las viviendas de zonas residenciales acepten solo a un inquilino por unidad. En caso de tener dos o más inquilinos, como ocurre cuando dos familias comparten una casa, la residencia sería clasificada como pensión. Debido a que bajo la legislación actual las pensiones están prohibidas en las zonas residenciales, las viviendas compartidas serían eliminadas de dichas zonas.

La ordenanza afectaría principalmente a las casas de rehabilitación, viviendas para veteranos y personas sin hogar, e incluso a los departamentos para estudiantes. Según información de United Way, en Los Ángeles más de 43 mil familias comparten casa para poder acceder a barrios seguros y mejores escuelas para sus hijos.

“Dentro de cinco días celebraremos el aniversario de Martin Luther King Jr. y es una desdicha que a esta altura tengamos que reunirnos con los concejales y el alcalde para oponernos a una medida como esta, que ni siquiera deberían considerar”, opinó el Reverendo James Lawson Jr., que trabajó junto a Martin Luther King Jr. en la lucha por los derechos civiles. “No podemos apoyar a figuras políticas como Englander, que ni siquiera se conoce a sí mismo. Esta ordenanza nunca debió ser presentada en primer lugar y es un ejemplo de la ineficacia de nuestro sistema político”, agregó.

Thelmy Pérez, vocera de la Colectiva por el Derecho Humano a la Vivienda, recordó el tiempo en que llegó de El Salvador con su familia tras lo cual tuvieron que mudarse y solo de ese modo pudieron salir adelante.

“Que los concejales se dejen de perder tiempo y recursos con legislaciones que atentan contra los derechos civiles”, dijo.

Englander, presidente del Comité de Seguridad Pública, defendió su proyecto que será sometido a votación la semana próxima en la reunión de Concejo.

“Es una legislación de sentido común y está formulada cuidadosamente para no discriminar en contra de ningún grupo”, indicó Englander.

“[La ordenanza] también evitará el aumento de viviendas comunitarias y pensiones ilegales y sin licencia que tienen un impacto negativos en los barrios de familias de la ciudad”, agregó Englander. El concejal dijo que incorporó en la ordenanza las preocupaciones de grupos defensores de los derechos de las personas que están discapacitadas.